Anuncio
Share

Policías de Los Ángeles marchan contra la violencia y delincuencia juvenil en el sur de la ciudad

Foto de archivo de la violencia en Los Ángeles.

Foto de archivo de la violencia en Los Ángeles.

La policía de Los Ángeles y varias organizaciones comunitarias realizaron ayer una marcha pacífica contra la violencia y la delincuencia que se registra en el sur de Los Ángeles, un área de mayoría hispana y que ha presentado en los últimos meses un aumento de la actividad delictiva relacionada con pandillas.

La marcha convocó a varias decenas de residentes que, en compañía de oficiales de la División Newton, del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), demostraron “su unidad en contra de la violencia”.

Según destacó ayer el oficial Michael Rimkunas, la unión de la comunidad es la mejor forma de combatir la violencia de las pandillas y la tensión racial que se registra en el área.

De acuerdo con datos actualizados al 7 de noviembre de LAPD, en el área de Newton, los delitos violentos aumentaron un 25.2% con relación al año anterior, con un incremento especialmente significativo de homicidios.

Mientras que en el año anterior para este período se habían presentado 10 homicidios en este sector, este año ya se contabilizan 24. De la misma forma, los asaltos agravados mostraron un aumento de 38.5 %, con 892 denuncias en 2015 contra 644 en el mismo período de 2014.

Las autoridades atribuyen el incremento de la delincuencia principalmente a los enfrentamientos entre pandillas de latinos y afroamericanos, que luchan por el dominio territorial y la venta de narcóticos en el área.

Bajo el liderazgo del agente Jorge Rodríguez, los oficiales locales han desarrollado diferentes actividades de acercamiento a la comunidad para generar confianza con las autoridades.

A finales de octubre, los agentes de esta división entregaron a la familia del niño Geovanny Ramírez un cheque por 13.570 dólares, luego de que al menor le fuera hurtado un aparato ortopédico que necesita para caminar.

Con la marcha de hoy la policía busca también fortalecer las relaciones con los residentes del sur de Los Ángeles, afectadas por la muerte en agosto de 2014 de Ezell Ford, quien padecía trastornos mentales y cayó abatido tras un encuentro con la policía.

Tras una investigación, la Policía de Los Ángeles concluyó que uno de los oficiales, Antonio Villegas, había disparado justificadamente mientras el otro, Sharlton Wampler, no había seguido las políticas del LAPD y había violado los derechos de Ford al detenerlo.

La Estación de Policía de Newton patrulla un área de 9 millas, conformada por los vecindarios de Fashion District, Pueblo del Río y South Park, con cerca de 150.000 residentes, más de la mitad de ellos hispanos.


Anuncio