Anuncio

Piden que futura concejal de Alhambra le devuelva a anciana el hogar que supuestamente le quitó con mentiras

(Facebook)

Desde un hogar para personas convalecientes en Bell Gardens, Petra Soto Lara le suplica a sus amistades que la saquen del lugar para llevarla a su casa, en la ciudad de Alhambra.

Soto Lara, de 98 años de edad, añora regresar a su propiedad en la que vivió por más de 40 años hasta que le fue despojada.

La anciana firmó un poder legal que le permite a Adele Andrade Stadler disponer de su propiedad y una cuenta de banco.

Sin embargo, asegura Soto Lara y amistades, ella firmó el documento sin saber de qué trataba y pensando que Andrade Stadler era una trabajadora social que le quería ayudar temporalmente.

De hecho, Andrade Stadler no es trabajadora social, sino la futura integrante del concejo de Alhambra, pues en unos días hará su juramento en el ayuntamiento, tras obtener el 49.93% de los votos de los electores.

Soto Lara firmó el poder legal a principios del 2017 cuando le entró gangrena en un pie y tuvo que ser hospitalizada.

Luego de recuperarse, la mujer quiso regresar a su hogar, pero no pudo porque su hogar había sido rentado, alegan.

Tras la sorpresa Soto Lara le cedió el poder legal a su comadre Marcelina Pantoja, pero ni con ese poder Andrade Stadler les dio las llaves.

“De hecho amenazó diciendo que ella tenía familiares abogados y hasta un juez que podrían acusarnos por querer ayudar”, dice Elisa Pantoja, hija de Marcelina.

Andrade Stadler “será concejal de toda una ciudad. Si le robó a una anciana quiere decir que a la comunidad le hará lo mismo. Petra quiere regresar a su hogar… Si ya existe otra persona con el poder legal sobre las decisiones de Petra, entonces porqué la futura concejal no está cediendo”, pregunta Elisa Pantoja.

De acuerdo a las autoridades, el poder legal lo tiene la persona con el documento más reciente, por lo que se ha iniciado una investigación en el caso.

Soto Lara alega no conocer a Andrade Stadler, pero admite que saludaba a su esposo, quien pasaba con un perro por su hogar todas las mañanas.

La mujer también tiene un hijo de nombre Richard, de más de 60 años de edad y con deficiencia mental, quien fue puesto en otro lugar convalecientes en El Monte.

Las personas que tratan de ayudarle a Soto Lara con su caso no saben qué sucedió con los cheques de seguro que ella obtiene mensualmente por su parte y por su hijo.

Andrade Stadler responde

Ante la llamada de esta publicación, Andrade Stadler dijo sentirse desalentada y muy herida por los alegatos.

“Cuando Petra fue descubierta en su hogar, su temperatura estaba muy alta, la descubrió su vecino el señor Herman Cruz. No pensábamos que iba a vivir mucho tiempo. La fuimos a visitar para ayudar y nos quisimos asegurar de que todas sus pertenencias pasarían a su hijo”, dice la futura concejal.

Andrade Stadler dice conocer a la anciana al menos unos 28 años, pero a Marcelina menos de dos.

Añade que la familia de Petra nunca la ha contactado por teléfono, correo electrónico o través de los doctores, pero que Petra no tenía ni agua corriente ni calefacción en su hogar.

“Si su familia [y amistades] la amaran, hubieran visto que tenía necesidades básicas”, dice. “Tampoco se me ha hecho saber si firmó otro poder legal”, agrega.

La futura concejal enfatiza que cualquiera investigación va a comprobar que no fue hasta que ella se hizo cargo de la señora que esta empezó a sanar y sus facturas fueron pagadas.

Sostiene que la cuenta de banco de Soto Lara no ha sido tocada, solamente para pagar facturas de sus propios gastos.


Anuncio