Periodista latina le pone picante a una de las radios más conservadoras de Los Ángeles

Periodista latina le pone picante a una de las audiencias más conservadoras de Los Ángeles

La salida del comentarista ultraconservador Rush Limbaugh de la estación KFI (640 AM) coincidió con la llegada de la periodista latina Elizabeth Espinosa, movimiento que diversificó la programación de la radio y generó otro tipo de debate.

Espinosa trabajó por más de 15 años en televisoras como Telemundo, Fox, Univisión y KTLA, por lo que no dudó en aceptar el desafío de incursionar en la radio, a pesar del estigma de llegar a una estación conservadora.

“Toma mucho valor y no ver las críticas como algo personal”, reconoce la conductora. “La gente [audiencia] siempre va a querer sacarte de donde estás, hacerte sentir mal porque no tienes el punto de vista popular, [pero] lo que importa es ser auténtico”.

Incluso algunos expertos subrayan que el papel de Espinosa es fundamental en la causa de la comunidad porque es una de las pocas, o posiblemente la única voz con la perspectiva migrante que llega a uno de los segmentos más conservadores del país, y eso podría ayudar a sensibilizar un poco a la gente en los temas que afectan a los latinos.

Desde febrero de 2014, esta periodista comparte con Mark Thompson la revista de variedades que se transmite de lunes a viernes en el horario de 1 p.m., a 3 p.m.

A juicio de Robin Bertolucci, directora de programación, la estación apostó por Espinosa porque “tiene buenos contactos locales en la comunidad, la gente la conoce, es carismática e inteligente; y es una buena oportunidad para escuchar su perspectiva”.

Aunque no es un programa político, los locutores tienen libertad para discutir temas. En ese sentido, como hija de inmigrantes, la expresentadora de CNN Latino ve este espacio como una alternativa para mostrar esta realidad desde su propia experiencia.

Los mensajes xenofóbicos recientes de Donald Trump, aspirante a la candidatura presidencial por el partido republicano, hacia la comunidad mexicana fueron discutidos en este programa, donde algunos radioescuchas reaccionaron con ataques hacia Espinosa.

“Mi posición es que uno no puede poner abajo a ningún grupo étnico”, asevera la periodista. “Ese discurso de odio es como darle gasolina a una persona que después va a matar a inocentes sólo por el color de su piel o por ser inmigrantes”.

Celia Lacayo, profesora de Sociología de UCLA, plantea que mientras California sigue cambiando demográficamente, donde los latinos representan más del 50% de la población, las reacciones del público conservador únicamente dejan en evidencia el racismo.

“Aquí hay migrantes de Europa y Asia, pero estas son manifestaciones de racismo contra los latinos”, afirma la académica. “Las personas que piensan como Trump tienen mucha ansiedad porque no quieren perder la influencia y el poder”.

La presencia de esta comunicadora, por lo tanto, es vista por expertos como una plataforma para que una minoría se vea representada; además, puede atraer a un público más amplio lo que le permite a la estación mantenerse vigente.

“Incentiva a la audiencia cautiva no sólo a que se abra, sino que le pone picante; también, le permite a la radio renovarse”, señala Freya Rojo, profesora de Producción de Radio en la Universidad Estatal de California en Northridge.

Esta radio es escuchada semanalmente por más de un millón de personas en California, el rango de edad oscila entre los 25 y 54 años. Según cifras del 2014, la estación cuenta con 32% de sus radioescuchas de ascendencia latina, mientras el 64.6% es anglosajón y asiático.

“He logrado proponer temas que tienen que ver con la comunidad”, reconoce Espinosa, quien durante la programación de lunes a viernes es la única mujer, latina y moderada en medio de conductores blancos, hombres y conservdores de todos los niveles.

La periodista advierte que se muestra a favor del debate sobre la igualdad de género, las luchas de la clase trabajadora, los retos de las personas con discapacidad y la importancia de alcanzar una reforma migratoria comprensiva, entre otros temas.

En este programa los conductores proponen un tema, sacan llamadas del público al aire, leen correos electrónicos, realizan entrevistas y comparten noticias de actualidad.

“Tener a Elizabeth le permite a la radio conquistar nuevos grupos demográficos y encaja con un discurso moderado, para no quedar tan a la derecha”, asegura Luis Alvarado, estratega político republicano.

De acuerdo a Ángela Sanbrano, presidenta del Centro de Recursos Centroamericanos, este cambio en la estación es sólo el reflejo de la transformación de Estados Unidos, donde los latinos son más de 50 millones de la población del país.

“La xenofobia todavía existe, aunque no es la mayoría del pueblo estadounidense”, admite la activista pro-inmigrante, “pero ya es tiempo que el racismo institucional se desmantele”.

EL DATO

THOMPSON & ESPINOSA

Día: De lunes a viernes de 1 p.m. a 3 p.m.

Estación: KFI 640 A.m.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°