Anuncio

Pastorelas entre la fe y la tradición: Actores mantienen viva esta costumbre con el mensaje de empoderamiento a la comunidad

(Cortesia)

Se acercan las fiestas de la Navidad y con éstas, no pueden faltar las recreaciones de María y José pidiendo posada a punto de nacer el Niño Jesús, las clásicas piñatas repletas de dulces para los pequeños y el tradicional arrullo del Divino Infante, antes de ser colocado en el pesebre.

Asimismo, se encuentran las pastorelas, que son representaciones teatrales jocosas de las vicisitudes que deben enfrentar Maria, José y un grupo de pastores para llegar a Belén y adorar al Niño Jesús ante las tentaciones y luchas que les pone Lucifer en el camino.

Mientras que en México y varios países de Latinoamérica estas pastorelas son muy populares, aquí en Los Ángeles la comunidad también intenta conservarlas vivas entre la fe y la tradición.

(Cortesia)

Un compromiso

Sergio Serdio, del estado mexicano de Puebla, se toma esta tarea desde hace 12 años como un compromiso cultural y social

“A nuestra comunidad, especialmente la mexicana, siempre se le ha caracterizado por ser muy creyente, apegada a sus rasgos de fe y su historial como un país evangelizado a través del teatro”, dice el fundador de la organización sin fines de lucro Teatro del Barrio, en la Placita Olvera.

“Esta cultura e historia es lo único que traemos a este país y que debemos conservar, especialmente en un tiempo donde somos atacados políticamente”, agrega el maestro de actuación.

“Es ahora donde como padres podemos inculcarle a los hijos la identidad y la tradición, para que no se sientan menos ante otras culturas y se enorgullezcan de sus raíces”, señala Serdio.

El elenco de su pastorela cómica, también se toma la tarea de continuar esta costumbre muy en serio.

Gloria Trujillo hace el papel de Lucifer desde hace siete años; un personaje que la hace reflexionar sobre la vida y el cual busca que haga reflexionar a la audiencia.

“Intentará mi maldad, mil monstruosas tentaciones”, dice Trujillo recapitulando una oración que expresa en escena.

“Lucifer siempre trama algo para estar en contra del amor y la verdad, esto me hace pensar en cómo a veces nos encontramos deprimidos, cansados, molestos y se nos olvida disfrutar de la familia, decir un ‘te amo’, dar un abrazo… o nos ponemos negativos por la situación política y económica”, dice Trujillo.

La actriz, promotora de salud y maestra de primaria, le pide a la comunidad salvar la tradición de las pastorelas, tener fe en que el bien siempre triunfa sobre el mal y “quitarse de las tentaciones y pensamientos negativos” que no permiten a la comunidad salir adelante.

(Cortesia)

¿De que tratan estas representaciones?

La estructura básica de las pastorelas se centra en el viaje de unos pastores que intentan ir a Belén para adorar al recién nacido, pero un grupo de diablos trata de impedirlo.

Al final, Satanás es ridiculizado y derrotado por San Miguel o por un ángel, y los pastores finamente pueden entregarle sus regalos al Santo Niño y le cantan villancicos.

Entre los personajes principales se encuentran los pastores, diablos, ángeles, arcángeles y el ermitaño. A menudo también hay otros protagonistas adicionales como indios y rancheros.

Cada escritor puede adaptar su pastorela a diferentes temas de la actualidad, pero destacando la fe cristiana.

La pastorela de Serdio inclusive toca el tema de la inmigración indocumentada, cuando Lucifer revela que no tiene documentos para trabajar.

(Cortesia)

¿Cuál es el origen de la pastorela?

En México, los mayas y los aztecas, hacían representaciones dramáticas de cacerías, guerras, curaciones y sacrificios frente a los templos de sus dioses. Estos retratos de su historia tenían un carácter religioso.

“Los misioneros aprovecharon las inquietudes teatrales y religiosas del pueblo y poco a poco fueron cambiando esos ritos, como una forma de evangelización para facilitarles a los indígnenos las enseñanzas y creencias de la iglesia católica”, sostiene el padre Gerardo Galaviz, de la Iglesia Santo Tomás Apóstol, en Los Ángeles.

“De igual forma sucedió con la tradición de las posadas, donde usualmente las familias del vecindario prestan su hogar cada noche para recrear la travesía que vive María y José, para encontrar un lugar para dar a luz al Niño Jesús, pero la diferencia es la participación de la gente con el peregrinaje y los canticos de casa en casa”, agrega Galaviz.

Aunque al principio las pastorelas tuvieron una finalidad evangelizadora, poco a poco salieron de las iglesias a los barrio y se convirtieron en parte de las tradiciones navideñas.

Teatro de Barrio Presenta- Pastorela Cómica Mexicana

FECHA :16 al 23 de diciembre

HORA: 8:15 PM

LUGAR: Iglesia Metodista/Plaza Olvera, en el 115 Paseo de la Plaza, Los Ángeles.

GRATIS


Anuncio