Anuncio
Share

Padecer Alzhéimer no le impedirá a Lee Baca enfrentar juicio por corrupción

El juez federal, Percy Anderson, empieza el juicio el 6 de diciembre. De resultar culpable Baca enfrenta una pena máxima de 20 años en prisión.

El juez federal, Percy Anderson, empieza el juicio el 6 de diciembre. De resultar culpable Baca enfrenta una pena máxima de 20 años en prisión.

(AP)

La enfermedad de Alzhéimer no será una excusa para que Lee Baca, ex jefe del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD), enfrente un juicio por cargos federales al hacer declaraciones falsas en relación a una investigación sobre la mala conducta en las cárceles del condado.

Los resultados de los médicos asignados por la corte arrojan que Baca se encuentra en su estado temprano de Alzhéimer y por lo tanto, es competente para el proceso judicial este próximo diciembre.

Por su parte, los abogados defensores del ex Sheriff tampoco van a disputar la conclusión de los expertos. No obstante van a destacar en una audiencia este lunes 21 de noviembre que Baca ya estaba enfermo desde el 2011, lo que pudo impedirle actuar con razonamiento mientras fungía como jefe, según trámites de la corte que apuntan a los asuntos que se van a discutir.

Para la comunidad activista que ha querido ver justica desde que se destapó el escándalo de corrupción, la condena de Baca cerraría un capitulo sucio de las autoridades de la ley con el peso de la justicia.

“Lo único que la comunidad ha venido pidiendo es la justicia. No podemos solo poner a los pobres en la cárcel, también hay gente reconocida, adinerada, políticos, agentes de la ley y negociantes millonarios que son criminales y estos siempre logran escapar de la prisión”, David Galindo, miembro de la Red para Detener la Encarcelación.

“El señor Baca y todos aquellos que ocultaban el maltrato y las anomalías en la cárcel deben pagar por lo que hicieron y si él señor está competente para el juicio, entonces debe de enfrentarlo”, agrego Galindo.

Andrés Fuentes, integrante de Interfaith Communities United for Justice and Peace, señala que el día de justicia va a llegar cuando sea condenado Baca.

“Lee Baca ya le dio muchas vueltas al asunto, se ha querido deshacer de su problema de diferentes cosas y lo del Alzehimer no le funcionó. Me da gusto que los expertos determinaron que está competente”, indica Fuentes.

Según los trámites de la corte, los abogados de Baca buscan que un jurado escuche la opinión del doctor James Spar hablar sobre el estado mental de ex jefe de policía entre el 2011 y el 2013, mismas fechas en las que se le acusan de obstrucción de justicia y de mentirle a las autoridades.

Por su parre, los procuradores federales, en una moción para rechazar el testimonio de Spar, alegan que durante sus 16 años de mandato como sheriff, Baca ``nunca informó de ninguna preocupación por la pérdida de memoria o deterioro cognitivo a ningún médico”.

El juez federal, Percy Anderson, empieza el juicio el 6 de diciembre. De resultar culpable Baca enfrenta una pena máxima de 20 años en prisión.

Paul Tanaka, la mano derecha de Baca, fue sentenciado a cinco años tras las rejas. Otros nueve tenientes y funcionarios de alto rango dentro del departamento fueron condenados de 18 a 41 meses en prisión por conspiración y obstrucción de justicia.


Anuncio