Anuncio
Share

Tras aumento de crímenes violentos, ordenanza pone a los distribuidores de armas en la mira de las autoridades de Los Ángeles

Con esta aprobación, Los Ángeles se convierte en la segunda ciudad del país en llevar a cabo el análisis para identificar a los distribuidores.

Con esta aprobación, Los Ángeles se convierte en la segunda ciudad del país en llevar a cabo el análisis para identificar a los distribuidores.

(Getty Images)

El concilio de Los Ángeles aprueba una moción que permite a las autoridades identificar a los traficantes de aquellas armas que terminan siendo utilizadas para el crimen.

La acción, que se toma como un reconocimiento al Día Nacional de la Conciencia contra la Violencia por Armas, le pide al departamento de policía de la ciudad que trabaje con una organización de investigación independiente para analizar el sistema de datos de rastreo de armas y determinar cuáles son los distribuidores con más probabilidades de vender las armas que se usan para actos delictivos.

Con este análisis, las autoridades podrán identificar las “manzanas podridas” así como “determinar la gravedad del problema en Los Ángeles para tomar los pasos apropiados para proteger a nuestro público”, argumenta el concejal Paul Krekorian, autor de la ordenanza.

De acuerdo con la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, sólo el 5 por ciento de los comerciantes de armas, vende el 90 por ciento de todas las armas usadas en crímenes en todo el país.

“Cada día en Estados Unidos muere una persona o su vida cambia para siempre debido a la violencia armada… Muchas de estas tragedias resultan por crímenes cometidos por personas con armas a las que no deberían tener acceso”, señala el concejal cuyo Distrito 2 representa el este del Valle de San Fernando, Studio City y North Hollywood.

Para José Rodríguez, miembro de The Vermont Manchester Colaborative, una organización contra la violencia en el sur de Los Ángeles, la medida es alentadora tras un aumento del 20.2 por ciento en los crímenes violentos en la ciudad de Los Ángeles.

“Las cifras piden ideas, proyectos, trabajo del concilio y acción. Ya es hora que cada concejal empiece a aportar su grano de arena para regresar la seguridad a la ciudad”, sostiene Rodríguez.

Asimismo, Cecilia Rojas, integrante de Interfaith Communities United for Justice and Peace, indica que “este medida es una buena arma si se aplica en realidad”.

“Los angelinos queremos ver hechos. Estamos cansados de escuchar y leer noticias de balaceras en la televisión y los periódicos”, dice Rojas.

En aprobación a la medida, el alcalde Eric Garcetii sostiene que tiene la determinación de estar “vigilante” para asegurarse de que los distribuidores de arma no continúen amenazando la vida de la comunidad.

Con este voto, Los Ángeles se convierte en la segunda ciudad del país en llevar a cabo el análisis para identificar a los distribuidores.

En el 2014, la ciudad de Chicago hizo un estudio similar encabezado por Brady Campaign y Center to Prevent Gun Violence, la cual identificó cuatro comerciantes que proporcionaron una cantidad desproporcionada de armas que fueron usadas en crímenes. A la fecha, uno de los principales distribuidores ha aceptado reformarse.

Mike Fuer, procurador de la ciudad, así como Women Against Gun Violence, Brady Campaign y otros grupos en contra de la violencia apoyan la medida aprobada este miércoles.


Anuncio