Anuncio
Share

Residentes de Porter Ranch ofendidos por que SoCalGas se rehusa a limpiar hogares tras fuga de gas

Para algunos residentes, la petición de SoCalGas es una grosería a todo lo que tuvieron que enfrentar durante la fuga.

Para algunos residentes, la petición de SoCalGas es una grosería a todo lo que tuvieron que enfrentar durante la fuga.

(AP)

Con el argumento de que ya no existen riesgos de salud, la compañía SoCalGas le ha pedido a la Corte Superior de Los Ángeles anular una directiva que le pide limpiar hogares en Porter Ranch.

Tras la petición, varios residentes alegan estar enfurecidos con la compañía que solamente “busca ahorrarse dinero” a expensas de la salud de los afectados.

Un comunicado emitido por SoCalGas sostiene que: “Los hechos son claros. Los funcionarios de salud pública, incluido el Departamento de Salud Pública (del condado de Los Ángeles), han declarado en repetidas ocasiones que sus datos no sugieren que las condiciones en el área de Porter Ranch presentan un riesgo para la salud pública, y que la comunidad está a salvo”.

La limpieza, que fue ordenada por el juez del Tribunal Superior de Los Ángeles, John Wiley, el pasado mayo, fue motivada por el anuncio del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles, cuando reveló que su prueba ambiental no encontró contaminantes en el aire, pero sí encontró polvo superficial contenía bajos niveles de contaminantes metálicos.

Según la compañía, hasta la fecha se han limpiado 1,700 residencias que fueron abandonadas por la fuga de gas en Aliso Canyon, la cual fue detectada la fuga detectada el 23 de octubre.

La fuga fue sellada el 18 de febrero y la compañía enfatiza que ya ha cumplido su promesa de ayudar a otros 8 mil residentes a regresar a su hogar.

“A pesar de esta evidencia abrumadora, y sin ningún tipo de datos de apoyo, los oficiales de Salud Pública [del condado de Los Ángeles] emitieron una directiva para SoCalGas, que podría exigir a la empresa limpiar cerca de 35 mil hogares -prácticamente todos los hogares de la comunidad de Porter Ranch y más allá-, a pesar de que hay residentes que han estado viviendo en sus casas todo el tiempo”, sostiene el comunicado.

La misiva agrega que “es importante recordar que el traslado fue voluntario para los residentes. Y que nunca se ordenó una evacuación”. Asimismo enfatiza que los funcionarios de la salud no identificaron ningún resultado que dijera que la fuga que presenta un riesgo para la salud a largo plazo para los residentes.

Para algunos residentes, la petición de SoCalGas es una grosería a todo lo que tuvieron que enfrentar durante la fuga.

“SoCalGas debería de avergonzarse del descuido que tuvo en octubre y asistir a la comunidad que dañó y, cuyas vidas alteró por mucho tiempo”, dijo Patty Weinner, residente afectada.

Michael Brown, otro residente, sostuvo que con esta petición, la compañía busca ahorrarse dinero.

“En aquel entonces supimos que los resultados de la fuga nos estaban ocasionando dolores de cabeza, mareos, vómitos y nariz ensangrentada. Sería mejor para ellos limpiar el número de hogares que se les pide, ya que ni ellos mismos saben las consecuencias a futuro”, dijo Brown.

“Fue sabio entablar una demanda… porque ahora esta petición sin sentido nos suma puntos”, dijo Brown.

A principio de diciembre, un grupo de residentes de Porter Ranch demandó también a la compañía por su tardanza en resolver el problema y por no haberle comunicado a la comunidad sobre el problema al principio.

Sobre la petición, el Departamento de Salud Pública no ha hecho ningún comentario. No obstante, según datos del condado de Los Ángeles, se estima que por lo menos 10 mil hogares necesitan limpieza.

Cynthia Harding, directora interina del Departamento de Salud del condado, señaló que más de la mitad de los hogares ya limpiados necesitan limpiarse de nuevo debido al trabajo deficiente de aseo de parte de los trabajadores de SoCalGas.

SoCalGas ratifica que aún cuando ellos se encuentran comprometidos a trabajar con los reguladores de la comunidad; “no es aceptable requerirles trabajo innecesario que no es ni justificado ni apoyado”.


Anuncio