Anuncio
Share

Obligarán a compañías aéreas hagan reembolsos por entrega de equipaje tarde

Desde el 2009, el gobierno federal ha reforzado acciones en la industria aérea, más que los 12 años anteriores combinados. Por ejemplo, reportan 32.5 millones de dólares en multas por violaciones a las reglas relacionadas a la protección del consumidor.

Desde el 2009, el gobierno federal ha reforzado acciones en la industria aérea, más que los 12 años anteriores combinados. Por ejemplo, reportan 32.5 millones de dólares en multas por violaciones a las reglas relacionadas a la protección del consumidor.

(Patrick Semansky / AP)

Los pasajeros pagan 25 dólares o más para registrar equipaje cuando viajan; sin embargo, en temporadas altas, como Navidad y Año Nuevo, es común que las maletas lleguen tarde. En casos como estos, las líneas aéreas estarían obligadas a reembolsar el dinero que el usuario pagó.

Con la nueva norma, que está proponiendo la Casa Blanca, implica que las compañías devolverían a los viajeros la suma pagada si el equipaje llega “significativamente retrasado”, aunque no se ha definido como se va a entender a que se refiere “significativamente”.

Tito Rivera, empresario radicado en Los Ángeles, considera que es una buena medida. A su juicio, en diciembre los latinos visitan sus países de origen y llevan regalos para sus familiares, y muchas veces las maletas aparecen cuando los turistas tienen que regresar a Estados Unidos.

“No es justo que les hagan eso”, valoró Rivera. “Que las compañías aéreas se pongan las pilas, que no agarren el montón de maletas solo para hacer negocio y luego se atrasen en la entrega”.

En la actualidad, las aerolíneas realizan compensaciones a los pasajeros, las cuales se aplican en siguientes vuelos, siempre que el usuario pague un seguro. Sin embargo, no son económicos.

Según las autoridades federales, en lo que resta del año se estima que 700 millones de personas aborden un avión en los 9 millones de vuelos domésticos.

Con las nuevas regulaciones, la Casa Blanca advirtió que “creará un mercado más competitivo, con mejores resultados para los consumidores”, de modo que se garantizará que “no tienen que pagar por los servicios que no reciban”, señalaron en un comunicado de prensa.

De forma complementaria, están explorando que se provea la información completa de los productos incluidos en el boleto, como asignación de asientos y prioridad de embarque.

En los próximos meses, el Departamento de Transporte (DOT) completarán las reglas que se ocuparán para exigir a los agentes de viajes adopten normas mínimas de servicio al cliente; esto incluye el derecho a cancelar una reservación 24 horas antes del vuelo y recibir un pronto reembolso.

Nicholas Calio, presidente del grupo Airlines for America, señaló que estas regulaciones podrían dañar a los clientes y no descartan que se eleven los costos de los viajes aéreos.

“Sería difícil encontrar una industria que es más transparente que la industria aérea”, manifestó Calio. “Los esfuerzos destinados a regular cómo las aerolíneas distribuyen sus productos y servicios son malos para los clientes de las aerolíneas, los empleados y las comunidades que servimos”.

Entretanto, para Charlie Leocha, presidente del grupo Viajeros Unidos y miembro del comité consultivo de los consumidores del DOT, celebra que se adopten estas medidas, pero critica la tardanza del gobierno federal en implementarlas.

“Todos los problemas no se han resuelto”, aseguró Leocha, destacando que inicialmente las nuevas normas ayudarán a que los consumidores tengan transparencia en las tarifas aéreas y mejore el servicio al cliente.

“Esperamos con interés las secciones restantes de esta gran e importante reglamentación siendo promulgadas en los próximos meses”, subrayó.

Desde el 2009, el gobierno federal ha reforzado acciones en esta industria más que los 12 años anteriores combinados. Por ejemplo, reportan 32.5 millones de dólares en multas por violaciones a las reglas relacionadas a la protección del consumidor.


Anuncio