Anuncio
Share

‘No le tema a las vacunas sino a las enfermedades’: Urgen a la comunidad vacunarse a toda edad

Entre los latinos de más de 64 años, solo el 40 por ciento toma las vacunas que pueden prevenirle ciertas enfermedades como la gripa, tétano, la neumonía y la meningitis.

Entre los latinos de más de 64 años, solo el 40 por ciento toma las vacunas que pueden prevenirle ciertas enfermedades como la gripa, tétano, la neumonía y la meningitis.

(Getty Images)

En agosto, el Mes Nacional de Concientización sobre Vacunación, los expertos en la salud le recuerdan a la comunidad que las vacunas no son solamente para los niños sino para toda la familia.

Las vacunas son creadas con antígenos cuyo propósito es entrar al organismo y provocar la producción de anticuerpos para defenderse de las enfermedades.

“Es importante recordarle a la gente que una enfermedad tan simple como una gripe puede matar a una persona en una época en que podemos prevenirla con tan solo una inyección”, dice el doctor Jorge Rodríguez, internista de Pfizer.

No obstante, existen diferentes tipos de vacunas para cada edad desde el nacimiento a hasta la vejez “y muchos de los latinos no sabemos que existen o escogemos no vacunarnos porque pensamos que nunca nos vamos a enfermar de ciertas afecciones”, señala Rodríguez.

Respecto a los recién nacidos y niños, “su doctor de cabecera puede guiarlo sobre las vacunas que su hijo debe obtener. Muchos padres aún están renuentes a vacunar a los menores por miedo a que les d autismo, pero está comprobado que las vacunas son seguras y no tienen relación a esta condición”, sostiene el experto.

Todas las vacunas son importantes a la edad menor porque fortalecen el cuerpo contra enfermedades como tales como la Hepatitis B, una peligrosa enfermedad que afecta el hígado, polio, influenza, rubéola, sarampión, paperas, difteria y meningitis, entre otras.

En la edad adolescente, “las vacunas deben continuar para evitar otras enfermedades”, dice Rodriguez.

Entre estas se encuentra la vacuna contra el virus del papiloma humano, la vacuna antimeningocócica conjugada, que protege contra algunas de las bacterias que pueden causar meningitis, la Vacuna Tdap que protege contra tres enfermedades graves: el tétanos, la difteria y la tosferina.

En la edad adulta, “el latino tiene estadisticas de alto porcentaje para las enfermedades del corazón, la diabetes y otras dolencias que nos bajan el sistema inmunológico y estamos predispuestos fácilmente, por ejemplo a las infecciones de los pulmones”, dice Rodríguez.

Para esto, el paciente debe acudir al doctor y preguntar por las vacunas para su edad como la tos ferina, un refuerzo del tétanos y difteria), así como otras inmunización contra la culebrilla, neumococo, hepatitis y el virus del papiloma humano depende de la edad, ocupación, viajes, factores de riesgo.

Mucha gente dice, ‘yo le tengo miedo a las inyecciones’. Yo les digo, mejor téngales miedo a las enfermedades”.

Para las personas de la tercera edad, entre los latinos de más de 64 años, solo el 40 por ciento toma las vacunas que pueden prevenirle ciertas enfermedades como la gripa, tétano, la neumonía y la meningitis.

“Muchas de estas infecciones se dan especialmente en mayores de 65 años. Y claro, como latinos aún muchos creemos en los remedios caseros, pero no hay que fiarnos de estos. Es mejor prevenir que lamentar”, agrega Rodríguez.


Anuncio