Anuncio
Share

Ni la muerte los detiene, jóvenes “torean” a la muerte en reventones

Del 2013 al presente, seis personas han perdido la vida tras este tipo de eventos.

Del 2013 al presente, seis personas han perdido la vida tras este tipo de eventos.

Las drogas, los “raves” y la música son mi vida y serán lo que me mate porque me gustan mucho”, dice Manuel R, un adolescente angelino asiduo a los reventones.

A pesar de cientos de miles de dólares en inversiones de seguridad y planeación, por lo menos seis jóvenes desde el 2013 a la fecha, han perdido la vida tras acudir a los reventones mejor conocidos como “raves”, en el condado de Los Ángeles.

Estas estadísticas no han desalentado a otros miles a seguir acudiendo a las fiesta donde el alcohol y las drogas son la cereza del helado de bandas musicales que amenizan los eventos.

Este fin de semana, por ejemplo, cientos de jóvenes tentaron a la muerte en el festival “Hard Day of the Dead”, un evento realizado por Live Nation Entertaiment, en Pomona Fairplax.

Aunque el festival no dejó fatalidades, hubo cercas de 500 arrestos por ofensas relacionadas a la intoxicación publica y por estar bajo la influencia de alguna droga.

A pesar de que en este ultimo reventón, se disminuyó el permiso de asistentes de 65 mil a 40 mil individuos y se aumentó a 21 años el requisito de edad para entrar a la fiesta, hubo también arrestados por usar identificaciones falsas para ingresar.

Ni la muerte los detiene

Para salir de la casa el fin de semana y drogarte con tus amistades, solo basta una mentira piadosa, dice Manuel R., un angelino asiduo a los “raves”.

“Le digo a mi mamá que voy a la casa de algunos amigos y con eso es suficiente. Ya en los ‘raves’ puedes comprar droga y hasta mujeres que se venden servicios de sexo”, señala el adolescente de 18 años de edad.

Manuel, quien no quiso dar su apellido compró su identificación falsa hace un año en el Este de Los Ángeles para asistir a estas fiestas.

Miguel Ángel, amigo de Manuel usa la identificación de un hermano mayor para ingresar a las fiestas.

“Los seguridades que cuidan las puertas están tan ocupados con tanta gente, que no logran identificar qué persona tiene una identificación falsa”, sostiene Miguel Ángel.

“Nadie piensa en la muerte con la música, las luces, las mujeres y las drogas como el ecstasy, la metanfetamina o la marihuana”, agrega.

Las consecuencias

Del 2013 al presente, seis personas han perdido la vida tras este tipo de eventos.
John Hoang Dinh Vo, de 22 años de edad, sufrió una convulsión y murió luego de asistir al festival Beyond Wonderland en marzo del 2015. El forense encontró ecstasy en su sistema.

Tracy Nguyen, de 18 años de edad y Katie Dix, de 19, murieron por sobre dosis de droga en el HARD Summer Music Festival, en agosto de ese año.

Un mes después, 32 personas fueron hospitalizadas mientras otras 300 fueron arrestadas en el festival Nocturnal Wonderlan, al cual atendieron unas 85 mil individuos.

En el 2014, Emily Tran, de 19, fue encontrada sin vida en el HARD Summer 2014 en Whittier Narrows Recreation Area. El forense determinó intoxicación aguda de ecstasy.

En el 2013, Jonathan Reyes, de 21, cayó al suelo sin vida después de una sobre dosis de la droga ecstasy en el Hard Summer Festival del 2013.

Ese mismo año, Arrel Cochon, de 22 años de edad, murió de sobre dosis de ecstasy y metanfetamina en el festival Noctural Wonderland.
Padres atemorizados

“Los hijos dicen ‘fiesta’ y uno cree que van a un ambiente sano, pero la realidad es que nuestros hijos están toreando a la muerte”, dice Susana Renteria, madre de dos adolescentes.

Según Renteria, el hecho de las muertes la ha obligado a llevar a sus personalmente a las fiestas a las que son invitados: “aunque tomo mis precauciones, yo no tengo control de lo que mis hijos hacen después”.

Para Rigoberto Robles, los “raves” y las drogas en conjunto son su mayor preocupación.

“Estos eventos no han dejado a nadie muerto solo por escuchar música. Las autoridades solo deberían en enfocarse en que todo joven que llegue, no esté cargando o vendiendo drogas”.

La respuesta de las autoridades

Tras las muertes más recientes de Tracy Nguyen y Katie Dix, en septiembre la Junta de Supervisores de Los Ángeles aprobó la creación de un equipo especial que ayude al desarrollo de un sistema de procedimientos de seguridad que sea implementado en todos los festivales electrónicos.

Estos procedimientos no se verán hasta diciembre que el equipo regrese a la junta.

Respecto a los cerca de 500 arrestos del evento de fin de semana, la supervisora Hilda Solis sostuvo que la meta de este festival “era proveer un ambiente sano y seguro para los asistentes. Live Nation estuvo de acuerdo en hacer un número de cambios que pidió el condado y creo que estos hicieron más seguro al evento”, dice Solis.

Agregó que entre los cambios hubo más seguridad, más personal médico y más estaciones de agua. Enfatizó el cambio de edades y la disminución de entradas.

“Quiero enfatizar que nuestros esfuerzos, ante todo, han sido para promover, la seguridad y salud de todos los que acuden a estos eventos. Ninguna vida debe perderse al entender a los eventos musicales”, sostiene Solis.

¿Que hacer como padres?

Mientras las autoridades le buscan respuesta al problema, los expertos le piden a los padres de familia acercarse a sus hijos sin recriminaciones, ya que es un hecho que ningún joven va a considerar las consecuencias para no asistir a los raves.

“Sentimos que aunque la gente necesita saber los hechos sobre las drogas y el alcohol, primero necesitan tener buena comunicación con sus hijos”, dice Arles Benavides, coordinador de programas de SPIRITT Family Services, una organización sin fines de lucro que promueve la salud familiar.

Consejos de SPIRITT para los padres:

1. Recalque a sus hijos, sin importar su edad, los peligros de las drogas y el alcohol

2. Aliéntelos a tomar decisiones saludables y enséñeles a divertirse sin el uso de las drogas

3. Déjele a sus hijos saber que ellos pueden contar con usted aún si se meten en problemas, ya que estos son menos propensos a pedir ayuda cuando ocurren accidentes de sobre dosis.

4. Pida ayuda de organizaciones sin fines de lucro si no conoce mucho sobre el alcohol y las drogas. Puede llamar al 211 para pedir la información.

5. Discuta con sus hijos el manual de Substance Abuse and Mental Health Service Administración https://store.samhsa.gov/product/Tips-for-Teens-The-Truth-About-Club-Drugs/PHD852

6. Acuda a SPIRITT Family Services y llame al (855)714-8800 para saber sobre programas en Whittier, La Puente, Glendora, o South El Monte.


Anuncio