Anuncio

Niño forzado a orinar frente a sus compañeros; distrito escolar enfrenta demanda

(Archivo)

Los padres de un niño que presuntamente pidió permiso para ir al baño y le fue negado en una escuela primaria del sur de la ciudad, están demandando al Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD).

El menor de ocho años de edad también fue obligado a orinar delante de sus compañeros de clase y a usar bolsas de basura sobre su ropa mojada, sostiene la querella.

Según la abogada de la familia, Toni Jaramilla, el pasado noviembre el niño estaba en Manhattan Place Elementary, cuando le pidió a su maestro usar el baño, pero este fue ignorado.

Agregó que el niño más tarde se acercó a su maestro de nuevo y le pidió que le permitiera usar el baño, pero en respuesta se le dijo que usara un bote de basura en frente de la clase.

Cuando el niño se orinó en la ropa mientras usaba el bote de basura, este fue enviado a la oficina de una enfermera, pero la ella nunca llegó, y los padres del niño nunca fueron notificados, dijo Jaramilla.

El niño se quedó en su ropa empapada de orines, y cuando llegó la hora para el programa después de la escuela, un empleado lo hizo usar dos bolsas de basura sobre su ropa mojada, según la abogada.

“Cuando algo o alguien perjudica a alguno de nuestros hijos, especialmente en el entorno escolar, nos afecta a todos”, sostuvo, añadiendo que el menor fue “sometido a una conducta imprudente, cruel y abusiva”.

LAUSD emitió un comunicado la semana pasada diciendo: “Tomamos todos los asuntos relacionados con la seguridad y el bienestar de nuestros estudiantes muy en serio. Al enterarse de esta alegación, la policía fue notificada inmediatamente, y el distrito está cooperando plenamente en la investigación”.

El distrito “también llevará a cabo una investigación administrativa. Debido a las leyes de confidencialidad, no podemos ofrecer más detalles en este momento’’, dice el comunicado.

La madre del menor, Sonia Mongol, dijo que su hijo estaba “humillado y tuvo que soportar el dolor y el sufrimiento como resultado de que su maestro le hizo orinar frente a toda su clase’’.

“No entendemos. Manhattan Elementary School nos ha dado la impresión de que nuestro hijo es basura’’, dijo la madre de familia. “Ningún niño debería tener que soportar esto”, agregó.

La abogada de la familia dijo no descansar hasta responsabilizar a todos aquellos que participaron en este acto de abuso, que como ella asegura, le causará daños emocionales y traumas al menor a largo plazo.


Anuncio