Anuncio
Share

Negocios latinos aprovechan los efectos del ‘Thanksgiving’

Herminio Medina, propietario de L.A. Quick Flowers, muestra los productos que se venden en la floristería que en estas festividades han mantenido ocupados a sus empleados.

Herminio Medina, propietario de L.A. Quick Flowers, muestra los productos que se venden en la floristería que en estas festividades han mantenido ocupados a sus empleados.

(Soudi Jiménez)

Las aglomeraciones que se dan en las tiendas por departamentos, contrasta con el movimiento en los pequeños negocios; no obstante, los comerciantes latinos aprovechan los efectos que deja el ‘Thanksgiving’ para sacar a flote sus empresas.

En el restaurante Expresión Oaxaqueña, ubicado en Los Ángeles, este viernes realizaron algunos ajustes de horario, pero desde las 8 de la mañana estaba abierto para ofrecer a los clientes caldos y bebidas calientes de mucha demanda por la época.

“Si tenemos negocio, hay que trabajarlo”, manifestó Zeferino García, propietario del restaurante creado en el 2000. “Si la gente pide que abramos es mejor, muchos llegan cansados del ‘Thanksgiving’ y quieren algo diferente al pavo”.

Este negocio, por lo general, siempre abre después de un día feriado. Hoy al menos 10 empleados atendían a los clientes, quienes trabajaron ayer hasta las 7 de la noche, lo que les permitió celebrar en familia el Día de Acción de Gracias.

“Los consumidores llegan pidiendo caldito de pollo y res, también les ofrecemos tamalitos de mole; en cuanto a bebidas, no puede faltar el típico champurrado, atole de arroz y chocolate”, puntualizó el empresario oaxaqueño.

Entretanto, en LA Quick Flowers, negocio ubicado sobre el bulevard Beverly, cerraron ayer a las 10 de la noche. Ante el flujo de usuarios que han estado llegando por flores, todo pinta que tendrán mucho trabajo en el ‘viernes negro’.

“En esta fecha es cuando más trabajamos, hoy está bastante movido y si hay clientes hay que aprovechar”, manifestó Herminio Medina, propietario de la floristería que desde hace 32 años no cierran para esta fecha, al igual que para el 25 de diciembre y el 1 de enero.

Durante esta temporada, según la Federación Nacional de Minoristas se espera que en el 2015 las ventas totales al por menor lleguen a los 630.5 mil millones de dólares, un aumento del 3.7% de casi 608 mil millones en el 2014.

Si bien en el ‘viernes negro’ las grandes cadenas de tiendas abrieron desde la noche anterior con todo el personal, en algunos pequeños negocios operaron a medio vapor como en Romero’s Upholstery Supplies.

Ramiro Romero, propietario de la empresa, destacó que abrieron pensando en sus clientes, muchos de ellos dueños de negocios que dependen de las telas y productos para tapicería que distribuyen en la ciudad de Lynwood.

“No se trata de cuánto vendo, sino del trabajo en equipo, porque muchos clientes realizan negocios en este día y requieren nuestros productos”, indicó Romero, detallando que sólo contó con 5 empleados, cuatro tomaron vacaciones.

En Sergio’s Smog Check, en North Hollywood, solamente laboró su propietario. Durante la mañana, los consumidores estuvieron llamando para hacer citas, ocasión que los clientes utilizan para revisar sus vehículos sin perder un día de trabajo.

“No estoy ocupado como un día regular, pero la gente está llamando”, manifestó Sergio, quien tenía la agenda llena para la tarde, asegurando que no se pueden dejar ir a los clientes, cuya buena atención garantiza las operaciones del negocio.


Anuncio