Muy pronto podrían ser residentes de LA los que juzguen a los agentes de LAPD en lugar de las autoridades

Muy pronto podrían ser residentes de LA los que juzguen a los agentes de LAPD en lugar de las autoridades

Un comité del Consejo de la Ciudad le da luz verde a una ordenanza que daría a los agentes de la policía de Los Ángeles (LAPD), que enfrentan audiencias disciplinarias, la opción de comparecer ante una junta de revisión completamente civil.

El Comité Ad Hoc sobre Reforma Policial está a cargo de elaborar la nueva política, que ha sido condenada por los críticos como un debilitamiento del sistema disciplinario del LAPD.

El consejo municipal de la ciudad colocó una medida para pedir los cambios en la boleta electoral de mayo de 2017 con el apoyo del alcalde Eric Garcetti y la Liga de Protección de la Policía de Los Ángeles (LAPPL), el sindicato que representa a los oficiales de rango del departamento. La Enmienda C de la Carta fue aprobada con el 57.14 por ciento de los votos.

LAPPL había argumentado que el sistema es injusto debido a la creencia de que el jefe de la policía tiene una influencia indebida en los paneles de la Junta de Derechos, los que actualmente están compuestos por dos oficiales de nivel de comando y un civil, y quienes son los encargados de juzgar a los policías.

Bajo la ordenanza propuesta, un agente que enfrenta una acción disciplinaria podrá elegir que su caso sea revisado por un panel completamente civil o una junta tradicional.

Las reglas actuales requieren que el civil no tenga antecedentes penales y al menos siete años de experiencia en arbitraje, mediación, audiencias administrativas o trabajos similares, lo que ha llevado a los páneles de la Junta de Derechos a contar con muchos jueces y abogados retirados.

El comité también acordó solicitar que la Comisión de Policía realice cambios en las calificaciones de los examinadores de audiencias civiles para mejorar la diversidad, aumentar el número de residentes de la ciudad y permitir la inclusión de oficiales de policía retirados que han estado fuera de la fuerza por lo menos un año.

Herb Wesson,  y Garcetti y el consejo presionaron para que la Medida C se colocara en la boleta a pesar de un estudio del sistema de LAPD que encontró que los civiles son más indulgentes con los agentes.

En respuesta al reporte, Wesson expresó tener fe en la comunidad de civiles.

"Si las estadísticas y los números indican que hay un cierto grado de indulgencia cuando las personas, los civiles, los ciudadanos están involucrados, debemos cambiar la forma en que seleccionamos a los ciudadanos", dijo Wesson.

La ciudad ha prometido tener una conversación sobre la raza, la policía y los residentes de cada vecindario y cómo deben trabajar en conjunto con este panel para disminuir los confortamientos con los agentes.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°