Anuncio
Share

‘Migra’ planea redadas masivas; activistas promueven línea telefónica de ayuda

(Getty Images)

Funcionarios de inmigración empiezan a preparase para una serie de redadas, las cuales se implementarían en San Francisco y otras ciudades del norte de California durante las próximas semanas, revelaronn fuentes de la operación.

El Departamento de Inmigración y Aduanas (ICE) tiene la meta de arrestar a por lo menos 1,500 personas indocumentadas, inclusive en regiones denominadas como santuario.

ICE tampoco aclara los días en que se llevarán a cabo las detenciones ni los lugares.

El referido plan se hace público al mismo tiempo que la administración Trump, en un informe dado a conocer el martes, intenta vincular a los inmigrantes con el terrorismo.

Las estadísticas del informe muestran que la gran mayoría de las personas condenadas por cargos de terrorismo internacional en Estados Unidos, en los últimos 15 años, nacieron en países extranjeros.

Recientemente, agentes de ICE arrestaron a 21 personas después de llevar a cabo redadas en 98 tiendas 7-Eleven, en 17 estados, incluido California.

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, asegura que se esperan más incursiones de la “migra” en empresas que contratan inmigrantes sin documentos.

“Sí…el mensaje que estamos tratando de enviar es si de forma sistemática e intencional usted ignora las leyes del Congreso, usted tendrá que rendir cuentas”, señaló.

“No se trata de contrataciones accidentales de inmigrantes ilegales. Algunas de estas empresas desafortunadamente han tratado continuamente y sistemáticamente de burlarse del sistema”, asevera Nielsen.

Las redadas en la cadena de tiendas se produjeron después de una investigación, que arrojó que la compañía utilizaba más de 25 identidades robadas para contratar a 100 inmigrantes con estatus irregular.

El máximo funcionario de ICE, Derek N. Benner, dijo que las grandes empresas no son las únicas a las que apunta la agencia y que las redadas de la semana pasada son “un presagio de lo que está por venir” para las empresas que explotan la inmigración ilegal.

La operación iría en busca de personas que hayan sido identificadas como objetivos de deportación, incluidas aquellas a las que se les haya entregado órdenes finales de deportación y aquellas con antecedentes penales.

Por su parte, un grupo de más de 50 activistas en Los Ángeles, con el nombre de Rapid Response Network, ya abrió una línea telefónica para la comunidad que busca ayuda de inmigración.

Así también, se plantaron afuera de una tienda 7-Eleven, en el centro de Los Ángeles este pasado martes para evitar la visita de ICE al lugar, donde supuestamente estaban listos para realizar una redada.

Rosemarie Molina, organizadora de la red le pide a la comunidad estar en guardia.

“Condenamos esta acción del gobierno federal para hostigar e intimidar a las personas en nuestra ciudad. Resistiremos los esfuerzos de ICE para separar a nuestras familias y comunidades”, sostiene Molina.

La activista agrega que la comunidad y los empleadores necesitan educacion, para conocer sus derechos en casos de redadas en hogares y lugares de trabajo.

“Vamos a contactar a los trabajadores y empleadores sobre las leyes actuales en California, las cuales ofrecen protección contra las incursiones federales en nuestra comunidad”, agrega.

La redada representaría el primer esfuerzo a gran escala, dirigidos a California desde que el gobernador Jerry Brown, en octubre, firmó una ley que promulga una ley estatal de santuario.

A raíz del anuncio de las redadas, la senadora de California, Dianne Feinstein, expresa su indignación enfatizando que los inmigrantes “no deben ser atacados solo porque son californianos”.

Sostiene que una operación a gran escala demostraría que la administración está llevando a cabo sus acciones coercitivas para hacer un punto político y no basado en la seguridad del país.

Las familias impactadas por las redadas pueden utilizar la línea de Rapid Response Network, el teléfono es: (888) 624-4752.


Anuncio