Anuncio
Share

Mexicanos ‘sin identidad’ ahora pueden obtenerla a través de nuevo programa

Según las autoridades mexicanas, cerca de 700 mil inmigrantes que viven en Estados Unidos, carecen de su prueba de nacionalidad.

Según las autoridades mexicanas, cerca de 700 mil inmigrantes que viven en Estados Unidos, carecen de su prueba de nacionalidad.

(AP)

Alicia Bustos dice ser mexicana “hasta la muerte”, pero en ese país ella no existe.

La señora de 50 años de edad, llegó a Los Ángeles junto con sus padres a la edad de 15 años y nunca tuvo un certificado de nacimiento.

Así como Bustos, las autoridades mexicanas estiman que cerca de 700 mil inmigrantes que viven en Estados Unidos carecen de su prueba de nacionalidad; todo esto como posibles resultados de la pobreza, desconfianza en la autoridad o vivir en zonas rurales y no tener transporte para tramitar el documento.

Para ayudar a estas personas a recuperar su identidad y nacionalidad, la organización no lucrativa Be Fundation y Juntos Podemos/Together We Can, lanzaron este jueves en Los Ángeles un programa que asiste a los connacionales con este derecho.

La misión del “Programa Juntos por el Derecho de la Identidad”, es hacer visible a este sector que sin una registración apropiada y sin acta de nacimiento enfrentan un sinnúmero de retos tanto aquí en Estados Unidos como en México.

Y es que sin el documento, en ambos países las personas no pueden trabajar en el sector formal, asistir a la escuela, obtener algún tipo de beneficio, manejar, comprar o heredar propiedades, casarse legalmente e inclusive no pueden tener un certificado de defunción, dijo Karen Mercado, presidenta de Be Fundation, que busca hacer conciencia sobre el problema y erradicarlo.

De ser detenida por las autoridades de inmigración, la persona sin identidad tampoco puede pedir protección consular. Asimismo, aquellos que podrían ampararse en el programa gubernamental de Acción de Diferida (DACA) tampoco obtendrían el derecho, sostuvo.

Para la señora Bustos, todos estos retos son familiares.

“Mis padres siempre fueron muy humildes y no eran personas con educación. Nos enseñaron a los hijos a trabajar desde antes de la adolescencia porque la escuela era para gente con dinero”, dijo Bustos.

“Aquí no fui a la escuela y he trabajado en fábricas, en restaurantes, de sirvienta y cuidando niños, pero nada formal. No pude rentar apartamento hasta casarme”, agregó la residente de Oxnard.

El movimiento se hace posible luego de que Be Fundación, la cual busca hacer conciencia sobre el problema y erradicarlo, impulsó la iniciativa en el Senado de la Republica para reformar la Ley del Servicio Exterior Mexicano.

El artículo 4 de la Constitución, ahora estipula que toda persona tiene derecho a la identidad, sin importar el lugar de su residencia.

Anteriormente, “la única opción existente para obtener el documento de identidad era viajar al lugar donde la persona había nacido y hacer los trámites desde ahí”, lo que para muchos era imposible, sostuvo Mercado.

En la actualidad, Be Fundation y Juntos Podemos tienen una campaña permanente en California, Illinois, Nueva York y Texas para ayudar a este sector.

Be Foundation busca asistir a la comunidad que tenga preguntas al respecto o con este tipo de problema, para información llamar al 1.844.998.1010.


Anuncio