Reporte

Más de un año sin contrato los maestros de LAUSD; votan si van a huelga

El voto iniciará a casi dos semanas de la entrada de clases de por lo menos 500 mil estudiantes

Este mes de agosto es decisivo para miles de maestros del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), para votar si se van a huelga.

Los miembros de United Teachers Los Ángeles (UTLA) comenzarán a votar a partir del 23 de agosto, para autorizar a los líderes sindicales a convocar el movimiento para otoño, todo esto porque llevan más de un año de trabajar sin un contrato con el distrito.

Según el sindicato, las conversaciones se han prolongado durante más de 18 meses, y ambas partes no han llegado a un acuerdo fijo sobre salarios de los docentes, las pruebas de los alumnos y el tamaño de las clases.

El voto iniciará a casi dos semanas de la entrada de clases de por lo menos 500 mil estudiantes.

El presidente de UTLA, Alex Caputo-Pearl, anunció este mes planes para la votación en una reunión de más de 700 líderes sindicales.

"Como líderes de capítulo, en este momento decisivo, debemos guiar a nuestros compañeros de trabajo en un abrumador voto de 'sí'", dijo Caputo-Pearl.

Las dos partes ya han comenzado un proceso de mediación, aunque si la base aprueba la huelga, el equipo negociador del sindicato estaría facultado para convocar la primera huelga de docentes en el distrito desde 1989.

En mayo pasado, LAUSD evitó una huelga que involucraba custodios, trabajadores de la cafetería, conserjes, conductores de autobuses y otros empleados, que forman parte de Services Employees International, Local Union 99, que representa a más de 30,000 trabajadores.

En esta ocasión, el distrito ha señalado que las propuestas del sindicato de maestros no son viables, alegando que la oferta final de UTLA aumentaría el déficit del distrito en más de $813 millones y costaría más de $2,9 mil millones durante la vigencia del acuerdo.

La última oferta notificada por el distrito a UTLA es por un aumento del 2 por ciento y una bonificación del 2 por ciento, similar a los otros contratos.

Sin embargo, el sindicato presentó una oferta de 69 páginas que exige un aumento salarial del 6.5, entre otras demandas.

"La dirección de UTLA comenzó a hablar sobre una posible huelga... mucho antes de que comenzara cualquier negociación sobre este contrato", decía la carta, "y ha continuado hablando de una huelga durante todo el proceso de negociación", dice una misiva del distrito.

Por su parte, Caputo-Pearl ha negado las acusaciones.

La votación de la autorización de huelga de una semana de duración se cerrará el 30 de agosto.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°