Anuncio
Share

Manejar distraído deja 9 muertos y 1,180 heridos al día en EEUU

Una conductora parece estar enviando mensajes de texto, mientras maneja su auto en la intersección del bulevar Santa Mónica y Wilshire, en el Sur de California.

Una conductora parece estar enviando mensajes de texto, mientras maneja su auto en la intersección del bulevar Santa Mónica y Wilshire, en el Sur de California.

(Mel Melcon / Los Angeles Times)

Una distracción al manejar es mortal, pero todavía no se toma en cuenta como debería. De acuerdo a la Oficina de Seguridad Vial de California los accidentes ocurren en menos de dos segundos de reacción, mientras que enviar un mensaje de texto aleja la vista de la calle por 5 segundos.

Textear o tomar una llamada puede costar una multa de 161 dólares, al mismo tiempo que se pone en peligro a otros. “Es una irresponsabilidad, desearía decirles que no lo hagan”, manifestó Corina Herrera, residente en Los Ángeles, cuando observa a choferes concentrados en los celulares.

En los 21 años al volante, Herrera ha visto a personas cepillarse los dientes con una mano, mientras sostienen el timón con la otra. “La verdad me he maquillado cuando estoy en un alto, no en marcha”, reconoció. “Mi café me lo tomo manejando porque no tengo otra opción”.

En el 2014, según el Departamento de Transporte federal, murieron 3,179 en choques ocasionados por conductores distraídos, eso significa que en promedio cada día ocurrieron casi 9 fatalidades; además, la cifra de lesionados ascendió a 431,000, es decir que cada 24 horas hubo 1,180.

En colaboración con las autoridades estatales, esta agencia impulsa una campaña nacional, con diferentes recursos en el portal distraction.gov, con el fin de que los choferes no coman, beban, lean, utilicen sistemas de navegación o vean videos cuando están sentados frente al timón de un auto.

“Conducir distraído podría ponerlo, y a cualquiera que conozca, en peligro”, subrayó Jean Shiomoto, director del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California, al intervenir en una práctica de hábitos seguros, detallando que la distracción es la principal causa de muerte en jóvenes entre 11 y 27 años.

En un estudio de la Oficina de Seguridad Vial (OTS), realizado en abril, se encontró que 12.8% de los choferes californianos fueron descubiertos utilizando dispositivos móviles, índice superior al 9.2% reportado en el 2015 y sobrepasando el 10.8% de la evaluación desarrollada en el 2013.

“El número de teléfonos inteligentes en los Estados Unidos ha pasado de cero, hace 10 años, a más de 200 millones en la actualidad”, dijo Rhonda Craft, directora de OTS, señalando que tan importante son “que no podemos ponerlos abajo, incluso cuando sabemos el peligro”.

En el Estado Dorado, de acuerdo a la Patrulla de Caminos (CHP), la cifra de muertes y heridos con un chofer distraído involucrado se ha incrementado. En el 2013 fueron 10,162; en el 2014 se contabilizaron 10,548 casos y, en el 2015, el índice llegó a 11,090.

Joe Farrow, comisionado de CHP, sostiene que las distracciones ocurren cuando los choferes “quitan sus ojos de la carretera, sus manos del volante y sus mentes de su tarea principal que es conducir de forma segura”.

“Cualquier actividad que no sea la conducción es una distracción potencial y aumenta el riesgo de una colisión”, agregó el funcionario.

El punto y final de las distracciones

Nunca textee y maneje

Apague el teléfono cuando se ponga detrás del volante

No textee ni llame a alguien cuando se sabe que es probable que esté conduciendo

Haga un pacto con su familia y cónyuge de no utilizar el teléfono con los niños en el auto

No coma y beba mientras maneja

No utilice su GPS, reproductor de MP3 u otros dispositivos mientras conduce

Deténgase y lea mapas

No realice el aseo personal al estar frente al timón

Trate de no involucrarse demasiado con los pasajeros

Si algo cae al suelo, deténgase antes de tratar de alcanzarlo


Anuncio