Anuncio

Maestros sin paga quedan ‘endeudados’ durante la huelga contra LAUSD

(Los Angeles Times)

Miles de docentes inician ante la lluvia incesante, la primera huelga dirigida en contra del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) en 30 años con deudas de por medio para salvar la educación de la minorías, sostienen.

Durante la huelga, ninguno de los maestros recibirá salario. Sin embargo, los activistas sostienen que si ahora no exponen las prácticas negativas del distrito, miles de estudiantes, la mayoría latinos, quedará rezagado y sin educación pública.

Victoria Casas, maestra del tercer grado en Beachy Elementary y madre de un estudiante en LAUSD, tuvo que pedir un préstamo para ser parte de la huelga y seguir pagando facturas.

“Mi esposo, quien también es maestro y yo tomamos la decisión porque los docentes necesitamos levantarnos ahora que los salones están saturados de estudiantes, con maestros que no pueden impartir clases de calidad, la falta de consejeros y hasta enfermeros”, dice Casas, quien lleva más de 21 años como maestra.

Por otra parte, “el distrito ha dicho que nos tienen que reducir pensiones, así como salarios y otros beneficios, porque no tienen dinero para cubrir gastos, pero sabemos que tienen en sus arcas hasta dos mil millones de dólares. Lo que queremos es que inviertan en los estudiantes”, agrega Casas.

La maestra sostiene que su familia no será la única que resulte endeudada con hasta seis mil dólares tras la huelga, ya que otros maestros también han pedido préstamos en el momento que tuvieron que votar a favor de la acción.

Enfatiza que los maestros han visto que desde que LAUSD tiene más estudiantes latinos y de otras razas, hay menos inversión.

“Hace unos años, cuando la mayoría de estudiantes era anglosajones, LAUSD no tenía problema en dar dinero. Ahora cuando hay más estudiantes de color y raza buscan privatizar la escuela pública, lo que afecta a esa gente que sale de sus países para buscar una mejor educación aquí”, sostiene.

Con aproximadamente el 70% de estudiantes de las minorías, “no podemos darnos el lujo de quedarnos callados”, agrega al mismo tiempo que da el ejemplo de su hija en preparatoria, y en cuyo salón de matemáticas hay más de 46 estudiantes.

Como el segundo distrito escolar más grande de la nación, LAUSD cubre un área que totaliza 710 millas cuadradas y sirve a más de 694,000 estudiantes en 1,322 escuelas, aunque 216 escuelas son escuelas autónomas independientes.

Alrededor del 80% de los estudiantes del distrito provienen de familias de bajos ingresos y califican para un almuerzo gratuito o de precio reducido, y alrededor del 25% son estudiantes de inglés como segundo lenguaje.

“El mensaje a LAUSD es que necesitamos invertir dinero en las escuelas públicas, donde llegan los estudiantes con más necesidades”, dice.

Alex Caputo-Pearl, presidente de United Teachers Los Angeles (UTLA), se dirigió esta mañana a otros miembros del sindicato, padres y estudiantes en la John Marshall High School, en donde empezó la huelga diciendo que la acción es crítica.

“Aquí estamos en un día lluvioso en el país más rico del mundo, en el estado más rico del país, en un estado que es azul, y en una ciudad llena de millonarios - donde los maestros tienen que ir a la huelga para obtener lo básico para nuestros estudiantes”, dijo Caputo-Pearl.

“Aquí estamos en una lucha por el alma de la educación pública… La pregunta es: ¿matamos de hambre a nuestras escuelas públicas del vecindario para que ellos (se) privaticen, o volvemos a invertir en nuestro vecindario público para nuestros estudiantes y para una ciudad próspera?”, recalcó.

A pesar de que las escuelas continúan abiertas con maestros acreditados y sustitutos, los oficiales de LAUSD expresan su decepción con los planes con la huelga, enfatizando que alrededor de 500,000 estudiantes y 1,100 escuelas resultarán impactadas por la huelga.

“Estamos extremadamente decepcionados de que UTLA haya rechazado la oferta revisada sin proponer ninguna contraoferta”, dijeron funcionarios del distrito el viernes después de hacer su última oferta.

“UTLA se ha negado a continuar el contrato de negociaciones... Imploramos a UTLA que reconsidere. Una huelga dañará a los estudiantes, familias y comunidades a las que servimos”, indicaron.

Para la maestra Casas, en esta situación pierden los maestros, los alumnos y el mismo distrito, ya que se hace público “que la entidad no está trabajando a beneficio de los más vulnerables”.

La propuesta de LAUSD agregaría 1,200 nuevos maestros para el próximo año escolar, para reducir y limitar el tamaño de las clases, de acuerdo al superintendente Austin Beutner.

LAUSD ha dicho que probablemente no podrá ofrecer mucho más, dadas las limitaciones financieras que tiene la entidad.

Arlene Inouye, presidenta de negociación de UTLA, dijo que el sindicato fue “insultado” por la oferta “lamentablemente inadecuada '' del distrito, diciendo que las nuevas contrataciones en el propuesta solo cubrirían los contratos de nuevos maestros por un año solamente.


Anuncio