Anuncio

Los trabajadores de LA no están preparados para atender a residentes en un terremoto: Urgen 5 tácticas

(Los Angeles Times)

Es un hecho para temer, pero la ciudad de Los Ángeles no está preparada adecuadamente para activar a su fuerza laboral para ayudar a sus habitantes, señala el contralor Ron Galperin, en su último informe sobre el programa de Trabajadores de Servicios en Desastres (DSW) de la Ciudad.

El programa DSW, que nunca se ha activado, autoriza a los líderes de la ciudad a asignar empleados civiles para apoyar a los primeros respondedores durante emergencias importantes.

Galperin observó que Los Ángeles no ha reunido una base de datos centralizada de información de contacto de los empleados, como números de teléfono de su hogar y correos electrónicos personales para comunicarse con los empleados en una emergencia; la ciudad actualmente carece de procedimientos de despliegue de DSW coherentes; y tampoco ha capacitado ni preparado adecuadamente a los empleados si necesitan ser llamados al servicio.

“Los Ángeles ha capeado más que su parte justa de incendios destructivos, inundaciones y aludes de lodo en los últimos años, y la amenaza del ‘Big One’ siempre está en el horizonte”, dijo Galperin.

“Tenemos trabajadores increíblemente dedicados y talentosos, y debemos estar listos para desplegarlos para ayudar a nuestros socorristas cuando ocurre un gran desastre”, añadió.

El informe ofrece recomendaciones para mejorar el programa de trabajadores de servicios en casos de desastre y garantizar que los empleados estén bien capacitados y listos para ser llamados a la acción en caso de emergencia.

Bajo la ley de la ciudad y del estado, si la respuesta a los desastres y los esfuerzos de recuperación necesitan apoyo, los DSW pueden asignarse a tareas civiles como contestar teléfonos, entregar suministros, preparar alimentos, llenar bolsas de arena y administrar voluntarios.

Los participantes clave en cualquier activación del programa DSW son el Departamento de Gestión de Emergencias de la Ciudad (EMD) y el Departamento de Personal “El Programa de Trabajadores de Servicios en Desastres es un elemento esencial de las capacidades de respuesta de emergencia de nuestra Ciudad”, dijo el Gerente General de EMD, Aram Sahakian.

“El 25 aniversario del terremoto de Northridge es un recordatorio de que Los Ángeles sigue enfrentando el riesgo de desastres naturales y causados por el hombre, y llegará el momento en que los empleados de todos los departamentos de la ciudad deberán unirse para ayudar a responder y recuperarse”, agregó.

En respuesta a los resultados, la Gerente General del Departamento de Personal, Wendy Macy, la planificación y preparación ante una emergencia son lo que salva vidas y propiedades.

“El Departamento de Personal toma su responsabilidad muy seriamente para apoyar el trabajo en curso del Departamento de Manejo de Emergencias, tanto en la preparación para una emergencia como en el momento de una emergencia”.

El informe de Galperin incluye varias recomendaciones de sentido común, entre ellas:

  • Crear una base de datos basada en la nube de información de contacto de los empleados
  • Desarrollar procedimientos para identificar qué empleados desplegar primero
  • El Departamento de Personal y DDI de la Ciudad debe desarrollar formas de identificar qué departamentos y empleados dentro de esos departamentos deben priorizarse para el despliegue
  • Implementar capacitaciones regulares de DSW para empleados de la ciudad; y prueba de despliegue durante los ejercicios de activación anual
  • Los empleados de la ciudad participan en simulacros de emergencia anuales, pero el despliegue de DSW no es parte de ellos. Ellos deberían formar parte de estos simulacros.

Anuncio