Anuncio

Apenas 10,000 mexicanos en EEUU podrían beneficiarse de los fondos de ayuda aprobados por Peña Nieto

Los recursos del gobierno mexicano estarán enfocados en la representación jurídica de los inmigrantes de esa nación.

Los recursos del gobierno mexicano estarán enfocados en la representación jurídica de los inmigrantes de esa nación.

(Archivo/Hoy)

Con la voz baja, casi como no queriendo que se escuchen sus palabras a su alrededor, Manuel Guevara expresa su preocupación por el ambiente de zozobra en Estados Unidos. Este inmigrante oriundo de Guanajuato, México afirma: “Nos preocupa, tengamos o no papeles”.

Guevara, residente en Los Ángeles, se encuentra con mayor incertidumbre luego de que en diferentes aeropuertos estadounidenses fueran detenidos inmigrantes árabes, a pesar de contar con visa o residencia, como resultado de una orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump.

“Todavía no lo tengo, pero si he pensado en buscar un abogado que nos arregle todo bien”, dijo el obrero, uno de los 6.1 millones de mexicanos indocumentados que viven en la Unión Americana, según el Migration Policy Institute (MPI), con sede en Washington D.C.

Ante el peligro en el que se encuentra esta comunidad, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto anunció ayer que otorgará 50 millones de dólares para representación legal de sus connacionales, fondos que se entregarán a los cerca de 50 consulados que se encuentran en el suelo del ‘Tío Sam’.

“Ni remotamente nos va a alcanzar”, planteó Juan José Gutiérrez, presidente de Vamos Unidos USA.

Si un caso de representación legal tuviera un costo de 5,000 dólares, con los fondos mexicanos se pudieran cubrir al menos 10,000 casos de deportaciones, esta cifra representa el 0.16% de los 6.1 millones de inmigrantes que no cuentan con un estatus regular.

“Eso es asumiendo que la totalidad de los recursos asignados se utilicen en la representación legal”, manifestó Gutiérrez, pero si distribuyen fondos para salarios, talleres y publicidad, se cubrirían a menos personas. “Lo único positivo es que ya es algo, pero vamos a necesitar más dinero”.

Luego de anunciar que ya no viajaría a la Casa Blanca, el presidente Peña Nieto aseguró que los consulados en la Unión Americana “se convertirán en auténticas defensorías de los derechos de los migrantes”, ordenando a la Cancillería para que “refuercen las medidas de protección”.

Carlos García de Alba, cónsul general de México en L.A., celebró que su gobierno envíe más recursos a la red consular. “Vamos a ver como viene desglosado este fondo”, comentó sin mayores detalles, pero recordando a sus connacionales que cuentan con opciones de asesoría legal.

Todos los consulados cuentan con el Programa de Asistencia Legal Externa (Pale); en Los Ángeles les permite contar con 19 firmas de abogados que se distribuyen para acudir de lunes a viernes a la oficina consular, dando orientación en temas migratorios, familiares, civiles, penales y laborales.

“La protección consular es sin duda la esencia de la política exterior de México”, aseveró García de Alba, invitando a sus paisanos a “no caer en manos de estafadores, no crean a los que se les acercan ofreciendo resolver su situación en un santiamén. No solo no caer, ¡denúncialo!”.

En la actualidad, el servicio que brindan es de orientación legal, enfatizó Felipe Cabrera, cónsul del área de protección en Los Ángeles. Las personas que acuden tienen la oportunidad de recibir respuestas a sus preguntas, advirtiendo que no existe por el momento la representación de casos.

“Son 19 firmas de abogados, pero también tenemos organizaciones contratadas”, indicó Cabrera, destacando que no se necesita cita para acceder a este servicio gratuito, que puede evitarle un fraude y ahorrarle recursos económicos a los usuarios. “Es una asesoría básica”, concluyó.


Anuncio