Anuncio

Los fondos de inversión para cada estudiante de L.A. están por debajo del promedio nacional

California gasta $10,291 por cada estudiante anualmente, mientras que Nueva York gasta arriba de los $18,000 por alumno y Vermont gasta $19,654.

California gasta $10,291 por cada estudiante anualmente, mientras que Nueva York gasta arriba de los $18,000 por alumno y Vermont gasta $19,654.

El concilio de Los Ángeles le pide más dinero al gobierno de California para sus estudiantes. El alegato es que los fondos son menores a los de los ingreso promedio en la nación.

En la actualidad, California se ubica en el puesto número 45 a nivel nacional en el porcentaje de ingresos tributables gastados en educación. El estado es también el número 41 en fondos por alumno, y el 45 en proporción de alumnos por maestro, de acuerdo al California Budget and Policy Center.

Para ser más precisos, el estado gasta $10,291 por cada estudiante anualmente, mientras que Nueva York gasta arriba de los $18,000 por alumno y Vermont gasta $19,654.

Las estadísticas empujan la resolución de Los Ángeles para apoyar cualquier acción legislativa o administrativa a nivel estatal que ayude a alcanzar la meta.

Los concejales buscan que las escuelas públicas de California se financien a nivel nacional o superior para el año 2020, y en un nivel que sea igual o por encima del promedio de los 10 estados principales a nivel nacional para el 2025.

El problema, dice David Arvizu, padre activista del Distrito Unificado de Los Ángeles (LAUSD), es que “el estado también tiene la tasa más alta de estudiantes en la pobreza en la nación”.

“Esto nos va a enfrentar a una escasez de trabajadores calificados muy grave en menos de seis años. Si California no actúa ya, nuestros niños van a sufrir las consecuencias”, dijo Arvizu.

De obtener más fondos, los estudiantes tendrían clases más pequeñas, más profesores, un mejor sistema de transición de kínder a primaria y más consejeros.

Al otro lado de la moneda, dice María Benítez, madre activista, California gasta un promedio de $81,000 por preso anualmente. Más de las tres cuartas partes de estos costos son para la seguridad y la atención médica de los internos.

“Aquí claramente vemos una gran desproporción. Las estadísticas no son invento. Vienen de la Oficina del Analista Legislativo (LAO), que brinda asesoramiento fiscal y normativo a la legislatura”, dice Benítez.

En enero, miembros de United Teachers Los Angeles (UTLA) se declararon en huelga durante seis días escolares, pidiendo clases más pequeñas y la contratación de más personal de apoyo, como enfermeras, consejeros y bibliotecarios, junto con un aumento de sueldo.

La huelga terminó después de una sesión de negociación de maratón, dirigida por el alcalde Eric Garcetti, que resultó en un acuerdo laboral.


Anuncio