Anuncio
Share
Local

‘Le suben a la gasolina más que al sueldo’; Lo que deben esperar los californianos

Robert Leac tuvo que manejar a varias gasolineras para ver los mejores precios.
(Selene Rivera)

El auto le da de comer a Ramón Guerrero, ya que la compañía para la que trabaja requiere que maneje diariamente a diferentes puntos, por lo que ha recibido negativamente la noticia de que el precio de la gasolina sube 12 centavos el galón a partir de este miércoles.

“Le suben a la gasolina más que al sueldo. No sirven de nada los aumentos, si al mismo tiempo tenemos que lidiar con más gastos. Yo creo que el gobierno tiene un sistema para conservar a los pobres más pobres y a los ricos más ricos, y este es uno de esos ejemplos”, dijo Guerrero mientras compraba el combustible en una gasolinera prácticamente vacía.

El dinero del aumento agregará hasta 52 mil millones de dólares en la próxima década, para financiar proyectos de transporte que incluyen la reconstrucción de carreteras locales y estatales en malas condiciones.

(Selene Rivera)

Asimismo, los californianos también tendrán que pagar una tarifa de 25 a 175 dólares, dependiendo el valor de su vehículo, cuando renueven su registro el próximo año, tras la promulgación del aumento por el gobernador Jerry Brown.

María Jiménez, madre soltera, aseveró estar disgustada y preocupada. “No es posible que el gobierno quiera arreglar las carreteras a costa de nuestro suelto basura”, dijo.

“No se dan cuenta que esto daña a las familias de bajos recursos con los gastos del doctor, la escuela y hasta la comida que le damos a nuestros hijos”, agregó Jiménez, mientras movía la cabeza al ver cómo otros conductores veían los precios de la gasolinera y seguían de largo.

“Lo peor es que tarde o temprano todos tenemos que ponerle combustible a los autos”, señaló.

Brown y sus aliados legislativos, por su parte, afirman que el dinero es muy necesario para rellenar baches y reparar caminos que alargan los viajes y dañan los vehículos.

“Los caminos seguros y sin problemas hacen de California un mejor lugar para vivir y fortalecer nuestra economía”, dijo Brown en un comunicado. “Esta legislación pondrá a miles de personas a trabajar”.

Varias gasolineras sin clientes las primeras horas del auemento
(Selene Rivera)

La Comisión de Transporte de California, designada principalmente por Brown, aprobará proyectos para el financiamiento; y el primer trabajo de construcción en carreteras estatales probablemente comenzará en el verano de 2018, según Mark Dinger, portavoz de Caltrans.

Por su parte, los proyectos locales podrían iniciarse antes, dijo Randy Breault, director de obras públicas que sirve en la junta directiva de la Liga de Ciudades de California.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con el aumento que impacta al bolsillo de los californianos.

La líder de la minoría del Senado, Patricia Bates, sostuvo que Brown y los legisladores demócratas deberían haber adoptado un plan para financiar reparaciones viales que no aumentaran los impuestos.

“Este aumento en los impuestos perjudica especialmente a los californianos que luchan por llegar a fin de mes [con sus gastos]”, señaló la republicana de Laguna Niguel.

La Asociación Automovilística Estadounidense del California del Sur (AAA), que también se opone al aumento, espera que el golpe al bolsillo de la comunidad no sea tan duro.

El mismo día que entre en vigor el aumento del impuesto a la gasolina, las estaciones de servicio cambiarán de la mezcla de gas veraniega a una mezcla invernal más barata, lo que debería minimizar el impacto del aumento de impuestos, dijo Marie Montgomery, vocera de AAA.

Sin desperdiciar tiempo, varios activistas que son liderados por Carl DeMaio, exconcejal de la ciudad de San Diego, planean circular peticiones para una enmienda constitucional que derribe la legislación.

La enmienda, que sería incluida en la boleta electoral de noviembre del 2018, pide que los aumentos futuros de impuestos en la gasolina sea una decisión que los electores determinen a través del voto.

Liza Tucker, defensora del consumidor de Consumer Watchdog, inclusive le pidió a los legisladores a través de una carta que se le exija a las refinerías de petróleo pagar parte de esos fondos.

“En los últimos años, los californianos han estado pagando una cantidad injustificable en la estación de bombeo, y las compañías petroleras deberían devolver parte de eso para arreglar las carreteras”, dijo Tucker.

Entre algunos proyectos estatales que recibirán dinero, se encuentra una extensión de una línea ferroviaria entre Central Valley y Silicon Valley, una vía verde que une la Universidad de California en Merced, con una autopista estatal y la expansión de autopistas en el condado de Riverside.

Sin embargo, la mayor parte del dinero de la SB1 se destinará al presupuesto de Caltrans para proyectos de mantenimiento.

Junto con el aumento de 12 centavos para gasolina regular y premium, los consumidores de diesel pueden esperar un aumento de 16 centavos en un galón de gasolina.


Anuncio