Anuncio

Le dispararon mientras dormía en su hogar; ofrecen $10,000 por paradero de su asesino

Boceto del sospechoso de balear a padre de familia en el 2005.

Boceto del sospechoso de balear a padre de familia en el 2005.

(Cortesia)

Entre sollozos, Rosa Berber exclamó unas cuantas palabras en español: “Por favor ayúdenme a encontrar al asesino de mi hijo”.

Esta es la súplica que ha cargado la madre de Edward Berber, desde su asesinato, recalcaron investigadores del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, quienes una vez más le pidieron a la comunidad ayuda para dar con el paradero del asesino.

En una rueda de prensa, investigadores del caso dijeron que Berber fue encontrado muerto en el cuarto de su cama, en Hacienda Heights, en un diciembre del 2005.

El joven de 27 años de edad y padre de dos niños, en ese entonces de 38 años de edad, murió de múltiples heridas de bala, en la cuadra 1800 de Charlemont Avenue, dijo el sheriff Jim McDonnell.

De acuerdo a McDonnell, las pistas se habían agotado, hasta que nuevos detectives en el caso y con nueva tecnología, pudieron elaborar un boceto del asesino a partir de varias entrevistas, con lo que se espera que alguien pueda reconocer al sospechoso.

Madre y hermana de Edwin le piden a los testigos que salgan adelante.

Madre y hermana de Edwin le piden a los testigos que salgan adelante.

(Los Angeles Times)

A pesar de que el dibujo muestra al sospechoso, como lucía hace 13 años, McDonnell enfatizó: “Creemos que estamos muy cerca de un gran avance en este caso”.

“Por favor miren esta cara”, dijo.

El cuerpo de Berber fue descubierto por su madre, quien estaba preocupada por su hijo, después de no tener noticias suyas durante varios días. La mujer también llamó a su trabajo, y ahí le dijeron que tampoco había sido visto.

Alejandra Johnson, hermana de Edward, señaló que su hermano era un hombre de familia que no tenía problemas con nadie.

“Mi hermano recibió una maestría de la Universidad de Notre Dame. Él planeaba tomar un examen para convertirse en contador público. Quería ser un profesional”, dijo la hermana.

A partir de la develación del boceto, la junta de supervisores del Condado de L.A. aprobó una recompensa de $10,000 por información que conduzca al paradero, arresto y condena del asesino.

Berger compartía la custodia de sus hijos con esposa, con la cual estaba en proceso de divorciarse.

Detalles como el número de balazos, el tipo de arma utilizada o si la víctima podía conocer al criminal, no fueron revelados.


Anuncio