Anuncio
Share

LAUSD aprueba la incorporación de más maestros para aliviar la sobrepoblación en algunas clases

El acuerdo también cuenta con un maestro adicional para las escuelas primarias de más alta necesidad en grados cuarto, quinto y sexto, si es necesario

El acuerdo también cuenta con un maestro adicional para las escuelas primarias de más alta necesidad en grados cuarto, quinto y sexto, si es necesario

Padres de familia del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) aplaudieron la aprobación del incremento de maestros para reducir la sobrepoblación en las clases de algunas de sus escuelas secundarias, pero señalan que seguirán presionando para que esta acción tome lugar también en las preparatorias.

El contrato con el Sindicato de Maestros (UTLA) permite la adición de profesores para las escuelas secundarias al mismo tiempo que permite agregar clases electivas para reducir el número de estudiantes.

“La sobrepoblación escolar es una preocupación de la que los padres hemos venido hablando por muchos años. Es necesario que una etapa en la que los estudiantes hacen la transición a preparatoria, ellos obtengan más atención de sus profesores”, dijo Laura González madre de Hollenbeck Middle School.

Según documentos de UTLA, 55 escuelas secundarias con las “grandes necesidades” van a tener un maestro extra para los estudiantes de cuarto a sexto grado en clases electivas como artes y estudios étnicos. Asimismo, solamente habrá 55 estudiantes por cada clase de educación física para las escuelas secundarias.

El acuerdo también cuenta con un maestro adicional para las escuelas primarias de más alta necesidad en grados cuarto, quinto y sexto si es necesario.

UTLA destaca que como victoria del nuevo acuerdo, el distrito también deberá pagar 17 días de trabajo extra para los empleados que proporcionan servicios de siquiatría y consejería en las escuelas secundarias.

Para Alex Caputo-Pearl, presidente de UTLA, los nuevos términos que duran hasta el 2017 son justos y fueron aprobados por un 97 por ciento de sus miembros.

“Estamos orgullosos del acuerdo que hablan de las prioridades de los educadores, las cuales son crear un ambiente de aprendizaje de calidad que nuestros estudiantes merecen”, señaló Caputo-Pear en un comunicado.

A pesar del acuerdo, padres de familia dicen que todavía se puede hacer más para los estudiantes.

Susana Vázquez, otra madre de la secundaria Nightingale y activista comunitaria, sostuvo que existen algunas clases donde los maestros tienen hasta 30 o 40 estudiantes, lo que les es imposible poner atención a todos los alumnos.

“Aplaudo la acción de LAUSD, pero necesitamos a los maestros en todos los grados. No podemos esperar más tiempo para una educación de calidad para nuestros hijos que están enlatados en los salones con un solo profesor. Además necesitamos más maestros a nivel preparatoria para asegurar las graduaciones de nuestros hijos”, agregó Vázquez.

Maria Gallardo, activista del Centro de Estrategias Laboral recalcó que “los padres de familia seguirán formando parte de las juntas del distrito escolar para presionar en la incorporación de más maestros”.

Según datos de LAUSD la adición de maestros llegará a la entrada del verano.

Para la superintendente Michelle King, los nuevos términos son justos.

“El distrito ha trabajado muy duro para hacer de las negociaciones un proceso colaborativo para crear el acuerdo que podrá beneficiar a los estudiantes de Los Ángeles por mucho tiempo”, dijo King.

En una moción por separado, la junta declaró también el mes de junio como el Mes del Orgullo LGBT para recordar a las víctimas del tiroteo masivo del pasado fin de semana en un club nocturno gay en Orlando, en el que fueron asesinadas al menos 49 personas.


Anuncio