Anuncio
Share

Lynwood podría ser la primera ciudad del Condado de Los Ángeles en permitir el cultivo de marihuana

El 8 de noviembre, los votantes aprobaron la Proposición 64, convirtiendo a California en el estado más poblado de la nación para legalizar el uso recreativo de la hierba.

El 8 de noviembre, los votantes aprobaron la Proposición 64, convirtiendo a California en el estado más poblado de la nación para legalizar el uso recreativo de la hierba.

(Los Angeles Times)

Cuando Alfredo Miranda escuchó que su ciudad muy pronto podría permitir el cultivo y manufactura de marihuana, este respondió enojado y a la vez preocupado.

“Mucha gente no utiliza esta hierva para uso curativo sino para drogarse. Eso puede atraer crimen a la ciudad”, sostuvo Miranda.

“Me sorprende que nuestros concejales aprueben algo así”, agrega el residente del sur de Los Ángeles, quien ya se encuentra reuniendo algunos vecinos para criticar públicamente al concilio el 20 de diciembre, fecha en la que los funcionarios van a decidir la ordenanza final.

Lynwood, una ciudad con más del 90 por ciento de habitantes latinos, aprueba la primera lectura de una ordenanza que regula los negocios del crecimiento y cultivo de marihuana con propósitos médicos.

El voto a favor sobrepone que toda propiedad que obtenga el permiso para la producción de la hierba no puede encontrarse dentro de un radio de 600 pies de escuelas, guarderías y parques. Sin embargo, estos laboratorios podrían operar a 50 pies de una zona residencial.

Según CalCann Holdings, una compañía de bienes raíces de marihuana, sostiene que Lynwood, al sur del Condado de Los Ángeles, podría ser la primera en el condado en extender esta licencia.

“Sean papas o manzanas… yo no veo bien que la ciudad apruebe esos negocios. No creo que el cultivo de marihuana sea un buen ejemplo para nuestros hijos adolescentes”, señala Melissa Acuña, una residente en contra.

Aunque ningún concejal ha hablado públicamente sobre el tema, la ordenanza de Lynwood, con alrededor de 70 mil habitantes, enfatiza que también permitiría la fabricación y “extracción” para crear formas más potentes de drogas relacionadas con la marihuana.

Los concejales José-Luis Solache y Maria Teresa Santillan-Beas disintieron del voto en la junta. Por su parte, la vice alcalde Aidé Castro sostuvo que está favor de una regla que puede ayudar a la comunidad a incrementar sus ganancias.

El 8 de noviembre, los votantes aprobaron la Proposición 64, convirtiendo a California en el estado más poblado de la nación para legalizar el uso recreativo de la hierba.

La medida sólo permite que la marihuana no medicinal sea vendida por empresas estatales con licencia, y otorga al estado hasta el 1 de enero del 2018, empezar a emitir licencias de venta para los minoristas recreativos.

“Lo que la comunidad necesita son programas de recreación y educación para los jóvenes y niños como clases después de la escuela, artes, música o deportes. No necesitamos drogas. Ya para eso la gente puede comprarlas en otras ciudades, pero Lynwood es una ciudad humilde cuya comunidad no se cura con drogas”, dice Alicia Mercado, una residente.

“Estoy segura que el 20 de diciembre mucha gente va a llegar a protestar a la junta del concilio…”, agrega la señora.

Actualmente, el Condado de Los Ángeles se encuentra estudiando el cobro de impuestos a los dispensarios que puedan surgir a pesar de que anteriormente había declarado estar en contra de estos negocios.


Anuncio