Anuncio

Latino recibe sentencia por muerte relacionada a joven autista en autobus

Ramírez, conductor sustituto por el día, creyó que Lee había salido del autobús junto con otros compañeros.

Ramírez, conductor sustituto por el día, creyó que Lee había salido del autobús junto con otros compañeros.

(AP)

El conductor latino de un autobús escolar que dejó a un adolescente autista solo en el vehículo cerrado, causando su muerte, fue sentenciado a dos años en prisión.

Armando Abel Ramírez, de 37 años, se declaró culpable el 6 de enero de abuso a una persona con discapacidad, lo que resultó en muerte del joven de 19 años de edad, Hun Joon “Paul” Lee, quien fue encontrado en el autobús estacionado un 11 de septiembre del 2015.

De acuerdo a reportes de la procuraduría, las ventanas del camión estaban cerradas y la temperatura ese día había ascendido casi a los 90 grados.

Lee abordó el camión esa mañana para llegar a un programa de transición en Sierra Education Center, cerca de Sierra Vista High School, pero el joven nunca llegó a la escuela y tampoco llegó a su hogar.

Pasadas las 4 de la tarde, su madre llamó al distrito escolar para preguntar por su hijo. Después de una búsqueda, el menor fue encontrado en el camión sin vida por Ramírez, quien pidió ayuda a los paramédicos.

Ramírez, conductor sustituto por el día, creyó que Lee había salido del autobús junto con otros compañeros, pero no revisó el camión para cerciorarse de que no había nadie en los asientos.

En la demanda por muerte ilícita, los padres de Lee dijeron que su hijo nunca bajó del transporte y el conductor devolvió el autobús a su estacionamiento cerrándolo con llave.

La demanda alega que los empleados de la empresa no “hicieron una
rutina de inspección del autobús considerando que había solamente tres menores con necesidades especiales”.

El operador de autobús también falló en “documentar o confirmar la llegada del menor a la escuela”, “no lo escoltó fuera del autobús y “no le prestó atención durante el viaje”, alega la demanda.

En septiembre, los padres del joven agradecieron al gobernador Jerry Brown la firma de aprobación para una legislación que requiere que los autobuses escolares estén equipados con un sistema de alarma para asegurar que ningún pasajero se quede adentro.

“Aunque perdimos trágicamente a nuestro hijo Paul después de quedar atrapado durante siete horas, sabemos que la firma de esta ley es un abrazo cálido del cielo que permitirá a todos los niños que viajan en un autobús escolar llegar a su destino con seguridad”, dijo Eun Ha Lee, la madre del joven.

El proyecto de ley, escrito por el senador Tony Mendoza, D-Artesia, requiere que los autobuses escolares en California estén equipados con alarmas de seguridad que generan ruido al apagar los vehículos. Los conductores deben de asegurarse que no hay menores a bordo.

El proyecto de ley también requiere que los conductores de autobús reciban capacitación en seguridad infantil y revisar los procedimientos de seguridad cada año.


Anuncio