Anuncio
Share

Las secuelas de cinco redadas que dejaron en shock a la comunidad migrante

Foto de archivo de agentes de ICE. La redada más grande se realizó en Howard Industries, ocurrida el 25 de agosto de 2008. En esa empresa, ubicada en Laurel, Mississippi, se detuvieron a 595 personas.

Foto de archivo de agentes de ICE. La redada más grande se realizó en Howard Industries, ocurrida el 25 de agosto de 2008. En esa empresa, ubicada en Laurel, Mississippi, se detuvieron a 595 personas.

(Archivo/Hoy)

La mayor cifra de deportaciones está en manos del presidente Barack Obama. En sus dos mandatos removió a 2.5 millones de personas. Sin embargo, el récord de redadas masivas, realizadas por la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), ocurrieron fuera de su gestión.

Entre 2007 y 2008, los dos últimos años del presidente republicano George W. Bush, se realizaron operativos a gran escala en un solo lugar, tanto en edificios de apartamentos como en compañías. Las acciones causaron conmoción y las tácticas utilizadas fueron cuestionadas por ejecutarse fuera del marco legal.

En particular, el gobierno federal sufrió dos reveses judiciales por las redadas implementadas en New Haven, Connecticut y en Van Nuys, California.

El caso del niño Kebin Reyes, bajo custodia junto a su padre

Con el fin de arrestar a 30 inmigrantes con antecedenes delictivos, agentes de ICE realizaron una redada el 6 de marzo de 2007 en San Rafael, California, ciudad ubicada 20 millas al norte de San Francisco. El operativo se enfocó en un complejo de apartamentos.

Los testigos aseguraron que la redada ocurrió justo después del amanecer. Hubo reportes que los agentes alumbraron con sus linternas en los rostros de los niños y esposaron a los padres delante de los menores.

Entre los detenidos estaba Kebin Reyes, de 6 años. A pesar de ser ciudadano estadounidense permaneció bajo custodia durante 10 horas junto a su padre Noe Reyes, oriundo de Guatemala. Por este caso, la Unión Americana de Libertades Civiles entabló una demanda contra ICE.

“Despertar a la gente en la oscuridad de la noche en sus casas, a las 5 de la mañana, parece más como una táctica de miedo que una necesidad de aplicación de la ley”, escribió el alcalde Al Boro, en una carta que, en su momento, dirigió a la senadora demócrata Dianne Feinstein.

‘Hay cosas que no he podido superar’

En horas de la mañana fueron arrestadas 32 personas en New Haven, Connecticut. Esto ocurrió el 6 de junio de 2007, un día después de que la ciudad comenzara a ofrecer tarjetas de identificación a inmigrantes indocumentados, lo que se vio como una represalia a ese programa.

Las víctimas argumentaron que los agentes sacaron sus armas, los obligaron a salir de la cama y asustaron a niños pequeños; 11 de los detenidos entablaron una demanda por violación a sus derechos y por los métodos que implementó ICE.

En el 2012, el gobierno federal acordó pagarles 350 mil dólares a los demandantes y también les detuvo su proceso de deportación.

“Recuerdo todo lo que me pasó esa mañana como si fuera ayer”, aseguró Edinson Yangua Calva, uno de los querellantes, en declaraciones a los medios de comunicación. “Hay cosas que no he podido superar, es algo que permanece contigo para siempre”.

Solo iban por ocho personas

ICE llegó el 7 de febrero de 2008 a la empresa Micro Solutions Enterprises en Van Nuys, California. El objetivo era detener a ocho personas, pero al final arrestaron a 138.

De acuerdo a una jueza de inmigración, la agencia federal violó los protocolos de operación, basándose en el caso de Gregorio Pérez Cruz, de 23 años de edad.

La jueza Ashley Tabaddor indicó que ICE actuó con prejuicio, determinó que la detención y los interrogatorios utilizados estaban fuera del marco legal, pues no se les permitió tener representación de un abogado. Este precedente legal favoreció a los otros detenidos.

En este operativo intervinieron cerca de 100 agentes armados para arrestar a 87 mexicanos, 24 salvadoreños, 8 guatemaltecos, 4 peruanos, 4 hondureños y 3 colombianos.

La redada que dejó a una ciudad fantasma

El 12 de mayo de 2008, se llevó a cabo la redada en la empacadora de carnes Agriprocessors en la ciudad de Potsville, en Iowa. Aquí 389 trabajadores fueron detenidos.

Según ICE, el operativo se realizó porque el 76% de los 968 empleados en la nómina de la compañía usaron un número de seguro social falso o sospechoso, en los últimos tres meses del 2007.

De acuerdo a la Fiscalía fueron detenidos 290 guatemaltecos, 93 mexicanos, dos israelíes y cuatro ucranianos. “Postville será una ciudad fantasma”, dijo una empleada ucraniana al diario The Washington Post luego de la redada.

De un plumazo arrestan a 595 personas

La redada en Howard Industries, una fábrica de equipos eléctricos, se realizó el 25 de agosto de 2008. En esta empresa, ubicada en Laurel, Mississippi, se detuvieron a 595 personas. Este operativo, según las autoridades, se desarrolló como parte de una campaña contra el robo de identidad y el uso fraudulento del número de seguro social.

Entre los detenidos estaban inmigrantes de Perú, México, El Salvador, Guatemala, Panamá, Honduras, Brasil y Alemania.

Desde el 2002, fecha en que se creó ICE, esta es la detención masiva más grande realizada en un solo lugar, ya sea en un edificio de apartamentos o en una compañía.


Anuncio