Anuncio
Share

‘Un día sin inmigrantes’, marchas y boicot económico en protesta contra las deportaciones

Activistas, inmigrantes y comerciantes de Wisconsin realizaron, el 13 de febrero de 2017, protagonizaron un paro laboral, una marcha y un boicot en repudio al perfil racial y a las órdenes migratorias de Donald Trump y la colaboración de las autoridades locales.

Activistas, inmigrantes y comerciantes de Wisconsin realizaron, el 13 de febrero de 2017, protagonizaron un paro laboral, una marcha y un boicot en repudio al perfil racial y a las órdenes migratorias de Donald Trump y la colaboración de las autoridades locales.

(Archivo/Hoy)

A través de las redes sociales, principalmente en Facebook y Twitter, se está pasando la voz. Se ha denominado a esta movilización “un día sin inmigrantes”. En una sencilla hoja volante se le dice al presidente Donald Trump que sin el aporte de esta mano de obra “este país se paraliza”.

Este mensaje, en efecto, está convocando a un paro. La circular se ha propagado como pólvora, invitando a todos “los indocumentados, residentes, ciudadanos e inmigrantes de todo el mundo” a que se sumen este jueves 16 de febrero a protestar en otro nivel.

“No ir a trabajar, no abrir los negocios, no comprar en tiendas o por internet, no comer en restaurantes, no comprar gasolina, no asistir a instituciones educativas, no mandar a los niños a la escuela”, reza textualmente el mensaje.

Ron Góchez, director político de la organización Unión del Barrio, en Los Ángeles, considera que hacer un paro general no se convoca de una semana para otra; sin embargo, cree que en ese espíritu, las diferentes movilizaciones lograrán un boicot para el Día Internacional del Trabajo.

“Nos estamos organizando para construir un paro general el 1 de mayo”, aseguró Góchez; en ese sentido, los angelinos comenzarán a calentar motores con una marcha que se realizará el sábado 18 de febrero, a partir de las 11 am, saliendo de Pershing Square hacia la alcaldía.

Estas acciones se han elevado desde que llegó el presidente Donald Trump al poder, coincidiendo con la ola de detenciones contra inmigrantes indocumentados, que dejó a cerca de 700 personas al borde de la deportación.

“Queremos reclutar más gente para los comités de resistencia”, agregó el activista, destacando que la comunidad tiene que defenderse por su propia cuenta. “Si la gente mira algo que llamen a sus vecinos, se metan a la casa y no abran la puerta”.

El descontento, sin embargo, se ha convertido en la gasolina para que la comunidad alce la voz. Este lunes, en la ciudad de Milwakee, en el estado de Wisconsin, miles de personas recorrieron las calles en contra de la iniciativa de restaurar el programa 287(g) en el condado.

Esta manifestación, indicó a HOY Christine Neumann-Ortiz, directora ejecutiva de Voces de la Frontera, en Milwakee, es el comienzo de las acciones que se impulsarán en diferentes ciudades preparando una movilización masiva para el 1 de mayo.

“En estos días la administración Trump trata de levantar los programa 287(g) y comunidades seguras; si alguien está en la cárcel no importa si es inocente, de esa forma lo transferirían a migración, porque están haciendo de todos una prioridad”, señaló Neumann-Ortiz.

Mientras se realizan los preparativos para una gran marcha nacional, los promotores de “un día sin inmigrantes” siguen ganando adeptos.

“Un día no basta, necesitamos una semana, para que vea el ‘government’ que sin nosotros la economía se va para abajo”, comentó Melissa Arias Jarquín al pie del video que ha circulado United We Stay en Facebook, que desde el 10 de febrero lo han visto más de 39 mil personas.

En el video, cuya duración es de 3 minutos y 8 segundos, el interlocutor reitera la invitación a un boicot. “Es la única forma en que vamos a mandarle un mensaje claro y directo al nuevo gobierno de Donald Trump y a la ciudadanía que no nos quiere en este país”.

La última vez que se convocó a un paro nacional y hubo una movilización en las principales ciudades del país fue en el 2006; de esa forma, se detuvo la ley H.R. 4437 de Jim Sensenbrenner, que criminalizaba a los indocumentados y también a aquellos que pudieran brindarles ayuda.


Anuncio