Las madres trabajadoras todavía perciben salarios bajos y limitadas oportunidades

Las madres trabajadoras todavía perciben salarios bajos y limitadas oportunidades

El trabajo que realiza la mujer es igual al del hombre, pero el salario y las oportunidades para avanzar económicamente en la búsqueda por la igualdad es una utopía; en ese sentido, el reto para las madres es todavía mayor, al combinar sus tareas laborales y el cuidado de sus hijos.

En el 2016, el 72.5% de las madres con hijos menores de 18 años estaban trabajando, es decir que ellas eran el pilar del hogar como madres solteras, pero según el Centro Pew las mujeres solo reciben el 83% en ingresos de lo que percibe alguien del sexo masculino por su labor.

Sandra Díaz, directora política y vicepresidenta del Sindicato de Empleados de Servicio (SEIU-USWW), considera que las desventajas son mayores para las mujeres de color y para sobrevivir las féminas se ven obligadas a conseguir dos o tres empleos para equilibrar sus ingresos.

La líder sindical, cuya madre se ganaba la vida en la limpieza, señala que esa labor en la que se desenvolvía su progenitora pertenece a los rubros peor pagados, al igual que el trabajo en los hoteles y en restaurantes, a pesar del gran esfuerzo realizado para revertir esa tendencia.

“Requiere que las mujeres estén involucradas en esos cambios”, manifestó Díaz, destacando que por eso es clave organizarse, que conozcan sus derechos porque de esa forma se puede avanzar como de alguna forma se ha logrado en el movimiento sindical.

“Hemos visto que se ha podido nivelar un poco más en el sector organizado, donde se está representada por un sindicato, ha subido la cantidad de mujeres”, indicó, detallando que al mismo tiempo el pago se ha visto mejorado, pero los desafíos todavía son titánicos.

En el rubro empresarial, sin embargo, de acuerdo al portal catalyst.org en la lista de los presidentes o CEO’s de 500 grandes compañías, en la actualidad, solamente 29 de esas posiciones son ocupadas por mujeres, es decir el equivalente al 5.8%.

Lucero Herrera, investigadora del Centro Laboral de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), explicó que esta tendencia está vinculada al simple hecho que quienes toman las decisiones se inclinan por hombres, solteros y con pocas responsabilidades familiares.

“Si es una mujer inmediatamente se piensa que va a tomar licencia de maternidad o va a tener que atender otras obligaciones”, señaló la experta.

“Muchas de esas promociones se les da a hombres porque tienen flexibilidad de poner 80 horas de trabajo a la semana o a personas que tengan las conexiones para llegar ahí, y las mujeres seguimos luchando para poder llegar al nivel de igualdad”, agregó.

En parte, consideró la investigadora, esto se tiene que revertir con cambios en los patrones culturales y sociales, así como en las políticas públicas que obliguen a los empleadores a pagar las licencias de maternidad y de enfermedad de las mujeres.

Jill González, analista de WalletHub, sostiene que la brecha de la discriminación se podrá reducir en la medida que los estados cambien esas políticas, en donde las féminas no sufran desventajas solo por ser mujeres, de modo que “puedan alcanzar una vida laboral razonable".

Los mejores estados para las madres trabajadoras

En un reporte elaborado por WalletHub se indica que los mejores estados para las mujeres y madres que trabajan son Vermont (1), Minnesota (2), New Jersey (3), Delaware (4) y Connecticut (5).

Para ubicarse a la cabeza, esos estados obtuvieron buenos puntajes al combinarse factores como cuidado infantil, oportunidades profesionales y el equilibrio trabajo-vida.

En esa escala, Nueva York (9), Illinois (10), California (22), Florida (24) y Texas (33), no quedaron tan mal ubicados; sin embargo, los cinco peores estados fueron: Alaska (47), Arizona (48), Nevada (49), Louisiana (50) y Alabama (51).

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°