Anuncio
Share

El Niño también afectará su bolsillo; incremento de precios en frutas y verduras a la vista

El empresario Reynaldo Rodriguez, se ha dedicado al trabajo agricola desde hace 30 años. Es propietario de un rancho de 16 acres de terreno en Oxnard. En la actualidad, las fresas que cultiva son vendidas en Whole Foods Market.

El empresario Reynaldo Rodriguez, se ha dedicado al trabajo agricola desde hace 30 años. Es propietario de un rancho de 16 acres de terreno en Oxnard. En la actualidad, las fresas que cultiva son vendidas en Whole Foods Market.

(Soudi Jimenez / HOY)

Los pronósticos de una helada, emitida por el Servicio Meteorológico Nacional, indica que la temperatura oscilaría en los 32 grados este jueves y podría extenderse hasta el viernes, lo que genera preocupación en el sector agrícola en el Sur de California.

En principio, la baja temperatura se produciría en Palmdale y Lancaster, así como en otras ciudades vecinas del norte del Condado de Los Ángeles, región en donde se cultivan limones, naranjas, fresas, frambuesas y arándanos, entre otras frutas.

Esta advertencia se suma al peligro de inundaciones y fuertes lluvias para el invierno, como parte del fenómeno climatológico El Niño. Reynaldo Rodríguez, productor agrícola en Oxnard, dijo a HOY que las heladas podrían generar pérdidas.

“Si baja a 32 grados va a quemar la fruta, a nosotros nos dañaría la fresa, pero en la zona se prodece también arándanos y frambuesas. El frío se convierte en hielo y eso implica que tendría que pasar hasta un mes y medio para volver a producir”, valoró el ranchero.

Las pérdidas en los cultivos aumentaría los precios de los productos que resulten más afectados. En este momento, una caja de fresas vale 26 dólares; entretanto, la libra de limones vale 69 centavos y las naranjas en 99 centavos.

Walquiris Blanco, directora de la tienda Northgate Market en la ciudad de El Monte, aseguró que el precio se eleva cuando el producto tiene mucha demanda; en este caso, dada la importancia para la alimentación serían los limones los que se dispararían.

“Si sale afectado el limón verde se vería de inmediato el cambio en el precio, porque tiene mucha demanda; en el caso de las naranjas hay variedad en el mercado y la fresa de por si se encuentra escasa porque en la última cosecha se dañó”, señaló Blanco.

En este momento, en la región de Mendota, Salinas y Fresno está concluyendo la producción de vegetales, luego los trabajadores agrícolas se trasladan a Yuma, Arizona como ocurre en cada temporada. Sin embargo, los pronósticos no son alentadores.

A juicio de Luis Castillo, mercadólogo agrícola y propietario de la empresa Five Points Tradings, el desabastecimiento de frutas y vegetales en el Estado Dorado que por lo general es cubierto con productos desde México, esta vez no se podrá concretar.

“Con la sequía ha habido menos cultivos y los vegetales en el mercado no son suficientes para alimentar a la población, lo que se observa es que México ha sido afectado y tendrá limitaciones para abastecer a California”, planteó el mercadólogo.

Según la Universidad de California en Davis, en un reporte sobre la sequía publicado en agosto, reveló que en el 2015 se recortaron 21,000 empleos agrícolas y la industria reportó 1,840 millones de dólares en pérdidas relacionados directamente a la producción.

Aunque la agricultura sigue en pie, gracias a las reservas de agua subterránea, la continua demanda global ha contribuido a incrementar el precio de muchas de las
frutas, nueces y vegetales cultivados en el estado.

En ese sentido, Ramiro Lobo, asesor agrícola con Extensión Cooperativa de la División de Agricultura y Recursos Naturales de la Universidad de California, aseguró a HOY que la advertencia de baja temperatura puede ser devastadora.

“Va a ser más dramático dependiendo del estado del cultivo. La planta resiste al frío, pero la fruta no. Si la magnitud de la helada es alta aunque las frutas estén en invernaderos o en túneles plásticos, siempre se corre riesgo”, aseveró el experto.

En California se dedican a la agricultura 25.4 millones de acres, es decir una cuarta parte del territorio continental del estado. De dicha extensión, un poco más de la mitad son pastizales y praderas, mientras el 37.3% son campos de cultivo.

Las operaciones agrícolas californianas generan 46 mil millones de dólares en ingresos brutos anualmente, más de la mitad se originan por la producción de frutas, verduras y nueces de árboles.


Anuncio