Anuncio
Share

Lanzan programa para atacar el abuso de la heroína y los opiáceos

Para participar, los interesados no tienen que registrarse con anticipación, simplemente deben hablar a las escuelas más cercanas para pedir las fechas.

Para participar, los interesados no tienen que registrarse con anticipación, simplemente deben hablar a las escuelas más cercanas para pedir las fechas.

(AP)

En California las muertes que involucran medicamentos de prescripción de opiáceos han aumentado hasta un 16.5 por ciento desde el 2006. Simplemente en el 2012, hubo más de 1,800 muertes reportadas por el uso de estas píldoras para el dolor, según el Departamento de Salud Pública del estado.

Con estas cifras alarmantes, procuradores federales en Los Ángeles lanzan un programa comunitario para hacerle frente a la creciente epidemia del abuso de los medicamentos recetados así como la heroína.

La campaña lleva el mensaje de lo peligrosas que son estas sustancias a través de seminarios y paneles gratuitos de discusión en Occidental College en Eagle Rock, la Universidad Estatal de California en Los Ángeles y la Universidad de Chapman en el condado de Orange.

El programa que se lleva a cabo durante este año hasta mediados del próximo 2017, invita a padres de familia y estudiantes jóvenes, quienes están más expuestos a estas drogas.

Experimentar dolor puede resultar devastador y el tratamiento puede ser complicado, pero tomar las dosis innecesarias puede matar, señala Eileen M. Decker, procuradora de Estados Unidos en Los Ángeles.

“El aumento del consumo de heroína y opiáceos ha infectado a las comunidades de costa a costa y muchos barrios dentro de nuestro distrito también han sido afectados”, dice Decker.

“Los procuradores en mi oficina han detectado traficantes que importan heroína y los médicos que emiten las recetas de analgésicos adictivos sin uso médico… Estamos trabajando con las autoridades para desarrollar nuevas estrategias para investigar el tráfico de drogas y las organizaciones que importan y distribuyen los opiáceos y la heroína”, agrega Decker.

En el 2013, los hospitales de California trataron a más de 11,500 pacientes que sufrían de sobredosis de opiáceos o heroína. Eso representaba en aquel entonces una sobredosis a cada 45 minutos.

Los esfuerzos de las autoridades a nivel nacional están confiscando grandes cantidades de heroína y opiáceos, indica John S. Comer, agente especial de la Agencia de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos.

“La DEA va a continuar guiando sus recursos para desmantelar las organizaciones de tráfico ilícito de drogas responsables por esta epidemia. Aunque también estamos comprometidos con la educación del público acerca de los peligros de las drogas y la reducción de la demanda”, afirma Comer.

Para participar, los interesados no tienen que registrarse con anticipación, simplemente deben hablar a las escuelas más cercanas para pedir las fechas.

La campaña también invita a la comunidad a ver extractos de la película producida por el FBI, “Chasing the Dragon: La vida de un adicto a los opiáceos”, que está disponible en YouTube y muestra la dura realidad de la adicción a los opiáceos.


Anuncio