Anuncio

La venta ambulante ya no es ilegal en El Monte, pero hay limitaciones

(Los Angeles Times)

Para estar en regla con una ley de venta ambulante estatal, aprobada a principios de enero en California, la ciudad de El Monte autoriza sus propias reglas, permitiéndoles a los vendedores de antojitos ofrecer sus productos en las calles sin consecuencias legales.

Sin embargo, los permisos llegan con limitaciones. Entre ellas, los vendedores tendrán que laborar entre las 7 de la mañana a las 2 la mañana. Antes o después de esas horas puede posar un riesgo de seguridad para los micros empresarios, según la ciudad.

Asimismo, las ventas solo podrán darse a lo largo de la avenida Garvey, Valley Boulevard y Main Street, ya que son calles grandes, el tránsito de gente es mayor, y no hay competencia con los negocios en propiedades más pequeños.

A juicio de Ana Olivares, vendedora ambulante de Los Ángeles, las reglas son buenas siempre y cuando las autoridades reconozcan la ley.

“Por muchos años los vendedores ambulantes hemos sufrido los abusos de la policía, pero gracias a la ley estatal que permite la venta ambulante ya no debe ser así. Cada ciudad va a poner sus reglas y no nos queda más que acatarlas”, dijo la comerciante.

Para los vendedores que gusten permanecer en un solo lugar, funcionarios de El Monte también acordaron permitir las ventas en toda la ciudad, entre las 7 am a 10 pm, excepto en áreas residenciales.

Para aquellos que desean laborar en la ciudad, deben tener cuenta que El Monte limita el tamaño de los carros, exige a los proveedores que proporcionen contenedores de basura y obliga a que las aceras no estén obstruidas.

Además, todos los vendedores deben tener permisos de salud del condado y una licencia de la ciudad.

Los concejales de la ciudad sostienen que la nueva ley es positiva porque podría darle la oportunidad a mucha gente de iniciar sus negocios.

En ciudades como El Monte, Los Ángeles, la venta ambulante era técnicamente ilegal. Otras ciudades, como Pasadena, Bell Gardens y Whittier tienen sus propios requisitos.

Andre Quintero, alcalde de la ciudad, sostiene que su región debe acatar la ley estatal, “aunque El Monte no tiene muchos vendedores como Los Ángeles”, agrega.


Anuncio