Anuncio

La renta de vivienda se dispara en Los Ángeles e Inland Empire a una rápida velocidad

La construcción de nuevos edificios de apartamentos genera un aumento en la renta, porque no se aplica una regulación en estructuras creadas después de 1978.

La construcción de nuevos edificios de apartamentos genera un aumento en la renta, porque no se aplica una regulación en estructuras creadas después de 1978.

En el Condado de Los Ángeles y la área de Las Vegas, Nevada, son las dos regiones con el mayor incremento en el precio de la renta, indicó un reporte que analizó los 25 mercados más importantes de Estados Unidos.

De acuerdo la firma Axiometrics, en L.A. el promedio del alquiler de vivienda alcanzó los 2,260 dólares mensuales, mientras en Inland Empire osciló en los $1,485. En ese período, a escala nacional el promedio de la renta fue de $1,277, arriba de los $1,245 registrados en el 2015.

“Aunque el crecimiento del alquiler podría caer por debajo del promedio a largo plazo por períodos en el 2017, se mantendrá positivo, con un rebote esperado para 2018 y 2019”, manifestó Jay Denton, vicepresidente de la firma que elaboró el informe.

En la ciudad de Pasadena, por ejemplo, la renta de un apartamento de dos recámaras llegó a $2,640 en algunos edificios, pero es todavía mayor en Pacific Palisades ($4,580) y Century City ($4,000).

A juicio de Juan Rodríguez, organizador de Inquilinos Unidos, el aumento en la renta en el Sur de California está ligado al desplazamiento social que se está realizando en comunidades como Echo Park, Silver Lake, Atwater Village, el centro de L.A. y Highland Park.

“Si vives en una unidad donde pagas 1,000 dólares te protege el control de renta mientras vives ahí, solo te pueden aumentar 3%, pero al momento en que te sales el dueño le sube a 1,500 o 2,000, por eso la gente se tiene que ir lejos o viven amontonados con otras familias”, indicó.

Con el ‘gentrification’ o desplazamiento, los que llegan a esos vecindarios son personas que pueden pagar las altas rentas.

El control de renta funciona en L.A. en edificios construidos antes de 1978. A pesar de diferentes esfuerzos, los concejales no han votado para aumentar la fecha de la regulación, con lo que se termina favoreciendo a los propietarios, agregó Rodríguez.

“Se está beneficiando más a los dueños y en el futuro esta será una de las áreas más caras”, vaticinó.

Los precios de las rentas, además, están conectadas al bajo inventario de casas en venta en el mercado. Sandy Flores, agente de bienes y raíces, explicó que por cada vivienda lista para venderse hay 10 o más compradores, pero al final solo uno es el que se queda con ella.

“Las otras nueve o más personas tienen que rentar”, aseveró Flores, con más de 20 años en el mercado inmobiliario. “Mientras haya una demanda grande de personas que no tienen casas, los perjudicados son los que necesitan alquilar”.


Anuncio