Anuncio

La elección postal en México tiene fecha de caducidad; ¿cuál modalidad será la alternativa?

El consejero Enrique Andrade (derecha) dirigió el balance electoral en las oficinas del consulado mexicano en Los Ángeles. Junto a él aparecen desde la izquierda: Alejandro Guerrero y Yuri Beltrán.

El consejero Enrique Andrade (derecha) dirigió el balance electoral en las oficinas del consulado mexicano en Los Ángeles. Junto a él aparecen desde la izquierda: Alejandro Guerrero y Yuri Beltrán.

(Soudi Jiménez)

Con la toma de posesión del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llegó el análisis del proceso electoral que lo colocó en Los Pinos, realizado por las autoridades junto con organizaciones y académicos en el Sur de California, y todo apunta que el modelo postal llegó a su fin.

La participación de los mexicanos en el exterior se duplicó en comparación a los comicios presidenciales anteriores; sin embargo, todavía sigue siendo ínfima al tomarse en cuenta que solo en Estados Unidos viven cerca de 12 millones de migrantes de esa nación y los que votaron fueron 98,470 personas.

En el 2006 emitieron su sufragio 32,621 electores; mientras que en el 2012 fueron 40,714 personas.

Enrique Andrade, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) federal; Yuri Beltrán, consejero del organismo electoral de la Ciudad de México y Carlos García de Alba, cónsul general de México en Los Ángeles, coinciden en que el voto postal no funcionará si se tiene una participación masiva desde el exterior.

“El voto postal desde nuestro punto de vista ya dio de sí, fue muy difícil manejar casi 100 mil votos”, evaluó Andrade, detallando que para las elecciones del 1 de julio anterior el INE invertió alrededor de 12.2 millones de dólares en promoción y manejo del voto en el extranjero.

Con base en ese presupuesto, cada voto recibido costó alrededor de $124. Y a juicio de los funcionarios, en caso de que la participación fuera mayor no tendrían la capacidad para financiar un evento electoral.

De hecho, al plantearles si una alternativa para aumentar el número de electores sería el voto presencial, en este caso en centros de votación y urnas en las ciudades en donde están los consulados en Estados Unidos, es una opción que ellos consideran sería poco viable.

“Imagínate el costo”, planteó el consul De Alba, al indicar la cifra de posibles electores que estarían habilitados para participar solo en el Condado de Los Ángeles. “¿Cómo le harías tu para organizar una jornada electoral a un millón de votantes en una oficina consular como es Los Ángeles”.

En este condado residen alrededor de 1.7 millones de inmigrantes de ascendencia mexicana, apuntó el funcionario consular.

“No estoy diciendo que no se debe, que no se puede; estoy simplemente describiendo lo complicado que sería la logística de organizarlo en algunas zonas del mundo”, advirtió el cónsul.

La implementación de este mecanismo requeriría una serie de consultas con la diáspora y el sistema político mexicano; sin embargo, en principio están proponiendo que las próximas elecciones, programadas para el 2021, se realicen por medio del voto electrónico.

“Pronto el voto postal va a llegar a su límite financiero, entonces tenemos que pensar en una modalidad distinta e internet es una de las opciones”, valoró Beltrán, al detallar que “en materia de voto foráneo en el mundo todavía estamos en ensayo y error”.

Si bien las autoridades están pensando que pronto el caudal de votos va a llegar a 500 mil o un millón, no los podrían canalizar por la vía postal.

No obstante, lo que les interesa es que los electores tengan confianza en que los sufragios sí cuentan y en ese sentido, a juicio del consejero Andrade, quedó en evidencia en las votaciones recientes, cuando AMLO obtuvo el mayor caudal de sufragios desde el exterior.

“Ahora se dan cuenta que el voto fue bien contado”, apuntó Andrade, y por esa razón, para asentar la participación en futuros comicios la modalidad en línea sería efectiva, pero es algo que se someterá a evaluación con todos los actores involucrados.

‘Los partidos todavía le temen al voto del extranjero’

Las organizaciones y líderes comunitarios en Los Ángeles están en desacuerdo con las autoridades; porque mientras ellos apuestan solo por el voto electrónico para futuras elecciones, los activistas consideran que debería implementarse el sufragio por internet y el voto presencial a la vez.

“Una de las cosas para que sea más creíble es que se pudiera votar en urnas y que hubiesen representantes para contar los votos al final de la jornada”, consideró Juan Rodríguez, activista y coordinador del Frente Resistencia por México.

Rodríguez sostiene que toda la ley federal mexicana “es una trampa” y como ejemplo apunta que la difusión del evento electoral anterior, por parte del INE, fue limitada. En ese caso, agrega, que el aroma a fraude todavía “no se ha despejado” por eso es clave que la votación se realice en urnas.

“Cuando se hace por correo o por internet, con todo lo que sabemos ahora cómo se hacen los fraudes, en realidad mucha gente tiene desconfianza”, apuntaló.

A juicio de Francisco Moreno, portavoz del Consejo de Federaciones Mexicanas (Cofem), el logro de la credencialización para los comicios anteriores solo fue un paso, la lucha continua porque no observa mucha voluntad en las autoridades y políticos.

“Todavía tenemos candados, nos restringen”, dijo el líder comunitario al plantear que la activación de la credencial del elector y tener que empadronarse cada vez que hay elecciones, a pesar de que se tiene el documento vigente, se convierte en un bloqueo y por eso no se tiene la participación que se espera.

“Aquí la clave es que los partidos todavía le temen al voto del extranjero, porque a nosotros no nos compran con una torta o con una despensa de 200 pesos”, precisó Moreno.

Este activista sostiene que el voto electrónico es necesario para los milenios y un segmento de la población con dominio de la tecnología, pero el voto presencial es útil para las personas adultas mayores y para aquellos con menos escolaridad.

“Lo que estamos pidiendo es el voto electrónico y también que podamos tener el voto presencial, los dos”, aseveró.

“Anteriormente el PRI no nos quería dar ese beneficio, ahora son los otros partidos. Están temerosos de que podamos revertir (una elección); imagínate cuando podamos tener un millón de votos enviados desde acá, ellos no saben para donde se va a direccionar”, concluyó Moreno.

La participación foránea

En las elecciones anteriores el presidente López Obrador obtuvo 63,863 votos (64.8%), seguido por Ricardo Anaya con 26,344 (26.7%), José Antonio Meade con 4,613 (4.2%) y Jaime Rodríguez con 1,868 (1.9%).

El desglose de los votos por países de origen quedó así: Estados Unidos en primer lugar con 76,174 (77.1%), Canadá con 5,042 (5.1%), España con 2,989 (3%), Alemania con 2,667 (2.7%), Reino Unido con 1,934 (1.9%) y Francia con 1,801 (1.8%).

El detalle por el origen de los votantes se estableció de la siguiente forma: Ciudad de México encabezó la participación con 21,066 sufragios (21.3%), Jalisco con 8,550 (8.6%), Michoacán con 6,054 (6.1%), Estado de México con 6,027 (6.1%), Puebla con 6,012 (6%) y Guanajuato con 4,836 (4.9%).


Anuncio