Anuncio
Share

La discriminación se eleva contra inmigrantes en California; activistas se reagrupan para defenderse

Con la llegada de un presidente republicano a la Casa Blanca, el tema que más preocupa a la comunidad inmigrante son las deportaciones.

Con la llegada de un presidente republicano a la Casa Blanca, el tema que más preocupa a la comunidad inmigrante son las deportaciones.

(Archivo/Hoy)

Después de las elecciones salió a flote la discriminación en contra de los inmigrantes. Los simpatizantes de Donald Trump están utilizando como su mejor arma las amenazas de deportaciones, hechos que los defensores de los derechos humanos condenan con fuerza.

La semana anterior, en la escuela Bret Harte en el Sur de Los Ángeles, un profesor suplente fue captado en audio diciéndole a los estudiantes de sexto grado que sus padres serían deportados al pasar los comicios, según se escucha en una grabación que obtuvo la estación NBC.

“Si tu naciste aquí, entonces tus padres se tendrán que ir; te dejarán y tu estarás en los hogares de crianza”, son las palabras que un individuo le manifiesta a una niña, de 11 años de edad.

Este no es un caso aislado. Cuando habían pasado dos días de las elecciones, un estudiante de la preparatoria Shasta, ubicada en la ciudad de Redding, a 543 millas al norte de L.A., fue captado en video entregando cartas falsas en las que supuestamente contenían avisos de deportación.

Hablar de deportación, afirma Blanca Pérez, residente en el Valle de San Fernando, no es un asunto fácil de digerir. “Si cumple su palabra nos amolamos”, comentó a HOY. Esta mujer, de 37 años de edad, tiene un hijo de seis años y una hija de seis meses, ambos nacidos en Estados Unidos.

Para generar ingresos, Pérez vende paletas, sodas y golosinas. La mañana siguiente de las elecciones, como de costumbre, salió a la calle. En su trayecto, un hombre le dijo: “No más paletas, este Trump va a sacar a todos para afuera”, le aseguró. Luego de escucharlo la comerciante cambio de dirección.

Estos ataques pueden ser considerados como crimen de odio, por esa razón Jorge-Mario Cabrera, vocero de la Coalición de los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles, exhorta a la comunidad a denunciar públicamente el acoso y atacarlo de manera frontal.

Según el activista, el triunfo de Trump ha dejado dividida a la Unión Americana y algunos simpatizantes del magnate “han interpretado como carta blanca para dar rienda suelta a sus peores instintos; nos debe preocupar y urgimos a la comunidad a que reporte estos incidentes”.

La organización Voto Latino, con sede en Washington D.C., está pidiendo que cualquier caso de discriminación sea reportado a través de mensajes de textos, utilizando el número 73179. Esta entidad, por medio de las redes sociales, está dando a conocer los ataques que están registrándose.

Un grupo de organismos, entretanto, está movilizándose para articular la defensa de los inmigrantes. En la asamblea popular denominada “Trump ganó, ¿Ahora que?”, programada para este martes 15 de noviembre, debatirán en el Sur de California las acciones a seguir.

“Van a ser revisadas las estrategias, porque no sabemos que tan intesa va a ser la persecusión”, aseguró Pablo Alvarado, director de la Red Nacional de Jornaleros (Ndlon), detallando que también se busca “remover el miedo que existe; nuestro pueblo no puede luchar con miedo y odio”.

El fin de semana, en la primera entrevista de televisión el presidente electo indicó que podrían ser 2 ó 3 millones de indocumentados con antecedentes criminales los que serían deportados.

Alvarado asevera que luchar contra esta política no es nada nuevo, al rememorar que enfrentaron la proposición 187 de Pete Wilson, también el programa 287(g) de Bill Clinton y luego la criminalización que implantó George W. Bush a raíz de los atentados terroristas.

“Es un momento que ya lo hemos vivido, pero como inmigrantes venimos de lugares peores, donde habían dictaduras y persecusión y hemos arriesgado el pellejo; ese es el coraje al que debemos acudir en esta situación de dificultad”, agregó el líder de los jornaleros.

El abogado de inmigración Álex Gálvez, entretanto, advierte que ante una detención todavía prevalecen los derechos constitucionales, pero considera que los inmigrantes deberán prepararse y aconseja que no firmen ningún documento en caso de que lleguen agentes de la ‘Migra’.

“Tienen el derecho de no firmar la deportación voluntaria y pueden pedir ver a un juez de migración; los agentes van a insistir en que firme los papeles, pero no tienen que firmar nada”, subrayó el especialista.

Al mismo tiempo, el jurista sugiere que cada familia ordene sus documentos, poniendo en una caja actas de nacimiento de los hijos nacidos en Estados Unidos, las declaraciones de impuestos y que se haga una reunión familiar para saber qué hacer y a quien llamar en caso de una deportación.

“Cuando alguien es detenido se tienen pocas horas para hacer algo, por eso hay que prepararse”, concluyó Gálvez.

Asamblea popular “Trump ganó, ¿Ahora que?”

Día y hora: Martes 15 de noviembre a las 6:00 p.m.

Lugar: Centro de Recursos Centroamericanos

Dirección: 2845 W. 7th St., Los Ángeles


Anuncio