Anuncio
Share

La depreciación del peso mexicano es una preocupación para los inmigrantes en EEUU

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto proyecta que para el 2017 el dólar baje a 18.20 pesos, lo cual va a depender de cómo cierra su valor en el 2016. En caso de que oscile en los 20 por dólar expertos estiman que ese objetivo no se logrará.

El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto proyecta que para el 2017 el dólar baje a 18.20 pesos, lo cual va a depender de cómo cierra su valor en el 2016. En caso de que oscile en los 20 por dólar expertos estiman que ese objetivo no se logrará.

(Archivo/Hoy)

El dólar llegó a costar esta semana 20.08 pesos mexicanos, superando el récord histórico que era de 19; esta depreciación al principio causó euforia entre los migrantes en Estados Unidos, pero debido a la inflación ahora es un dolor de cabeza, porque los precios de la canasta básica también subieron.

“Al principio con ese dinerito se podía comprar más cosas”, reconoció Fidel Gómez, residente en Los Ángeles, que le envía remesas mensualmente a sus padres en Oaxaca, también ayuda con cierta regularidad a sus sobrinos. “Los 100 ó 200 dólares que les mando les caían bien”.

La historia se revirtió, aseguró el oriundo del municipio de San Bartolomé Quialana, cuando productos como gasolina, carne, tortillas, azúcar y arroz subieron su precio. “Casi quedamos en lo mismo”, agregó Gómez, porque no cree que los alimentos regresen al precio anterior.

Sara Mijares, fundadora de Mundo Maya Foundation, sostiene que el sector de turismo se favoreció de forma parcial; sin embargo, considera que la mayor parte de atractivos que reciben divisas del extranjero operan con dólares, en ese caso la depreciación no les impacta.

“La devaluación en general no es buena para México porque ante el mundo y bolsa de valores pierde terreno”, señaló la oriunda de Muna, Yucatán.

Desde octubre de 2014 el peso ha perdido su valor en más del 30%, moneda que ha sufrido principalmente por la caída internacional del precio del petróleo. Ese efecto dominó afectó, además, las finanzas públicas porque el 30% de los ingresos de la nación se originaban en esa industria.

En el último año, por ejemplo, se depreció el 11.5% en comparación al dólar. En agosto de 2015 la moneda estadounidense se cotizaba en 16.55 pesos, mientras que 12 meses después ascendió a 18.73.

Eliseo Díaz, investigador y profesor del Departamento de Estudios Económicos en el Colegio de la Frontera Norte (Colef), con sede en Tijuana, México dijo a HOY que el temor de los inversionistas ahora es mayor con la presencia en la escena del fenómeno Donald Trump.

El especialista sostiene que a medida que “las posibilidades de ganar [de Trump] se van acrecentando” el riesgo es mayor, en parte por ese discurso de levantar un muro entre ambas naciones y, por otro lado, obedece al desenlace que tenga el Tratado de Libre Comercio (TLC).

“Si Estados Unidos se sale del TLC, México va a tener problemas graves”, aseveró el investigador.

El vaivén político va a continuar hasta las elecciones del 8 de noviembre, cuando los estadounidenses decidan quien será el sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca. El gobierno mexicano, por su parte, todavía tiene la oportunidad de enderezar el barco, añadió Díaz.

“Si sube la tasa de interés y aumenta la disciplina financiera hay un margen de acción”, manifestó el investigador del Colef.

El dólar se cotizaba este viernes, 23 de septiembre, en 19.75 pesos. El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto proyecta que para el 2017 baje al 18.20, lo cual va a depender de cómo cierra su valor en el 2016. En caso de que oscile en los 20 por dólar expertos estiman que ese objetivo no se logrará.


Anuncio