Anuncio
Share

La artritis afecta a 52.5 millones de adultos en EEUU; ¿cuál es el riesgo para los jóvenes?

Con base en datos de la Encuesta Nacional de Salud del 2010-2012 se proyecta que 78 millones (26%) de adultos de 18 años y más tendrán artritis en el 2040.

Con base en datos de la Encuesta Nacional de Salud del 2010-2012 se proyecta que 78 millones (26%) de adultos de 18 años y más tendrán artritis en el 2040.

La artritis afecta de casi 52.5 millones de adultos en Estados Unidos, es decir a una de cada cinco personas, indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC); sin embargo, aunque no sea conocido esta es la enfermedad crónica que más comúnmente afecta a los niños.

La denominada artritis juvenil la padecen casi 300,000 menores de edad, patología que cuenta para su tratamiento con productos biológicos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que ayudan a cambiar el curso natural de la enfermedad.

Juan Félix, patólogo con más de 30 años de experiencia, explicó a HOY que la artritis juvenil es repetitiva, por eso no se puede ignorar una visita al médico, señalando que el niño con esta enfermedad se queja de dolores en las coyunturas, fiebres y afectaciones raras en la piel (sarpullido).

“Esta enfermedad se produce cuando el sistema ataca las coyunturas y también puede afectar otras áreas como los pulmones y el cerebro”, destacó el especialista del Hospital General del Condado de Los Ángeles. “La artritis puede darse en la infancia y en la adolescencia”.

El tratamiento regular, en el pasado, consistía en aliviar el dolor y la inflamación con medicamentos como la aspirina. De acuerdo a la FDA a los menores ahora se les trata con productos elaborados a partir de fuentes biológicas que se administran por la vía intravenosa (por debajo de la piel).

En los últimos años, específicamente en el 2013, la agencia federal aprobó los tratamientos Actemra (tocilizumab) y Ilaris (cakinumab), antes se había autorizado tres más.

Nikolay Nikolov, un reumatólogo y jefe de equipo clínico de la FDA, advirtió que “no tenemos una cura para la artritis juvenil; no hemos llegado a eso todavía”; sin embargo, considera que los productos biológicos pueden ayudar las manifestaciones, los síntomas y el funcionamiento físico de los pacientes.

El especialista asegura que estos productos han demostrado reducir la destrucción articular en los adultos. En el caso de los niños, por ser tratamientos nuevos y a la vez son fármacos potentes, pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones graves, señaló el reumatólogo.

“Es posible que surjan problemas de seguridad en los niños que no hayamos visto en los adultos”, subrayó el médico, agregando que se mantienen a la expectativa de los resultados.

En caso que se encuentren diagnósticos negativos como consecuencia del uso de estos productos implicaría “justificar cambios a las etiquetas para que tanto los prestadores de servicios de salud como los pacientes sepan cuáles son los riesgos involucrados, y cómo identificar y responder a los posibles problemas”, indicó Nikolov.

Con base en datos de la Encuesta Nacional de Salud del 2010-2012 se proyecta que 78 millones (26%) de adultos de 18 años y más tendrán artritis en el 2040. En ese análisis, se estima que 35 millones de adultos (44%) podrían padecer de limitaciones en sus actividades por esta enfermedad.


Anuncio