Anuncio
Share
Local

Juez de inmigración ordena liberación de vendedora ambulante

Juez de inmigración ordena liberación de vendedora ambulante

El hijo y esposo de Marcelina en una conferencia de prensa reciente.

(Selene Rivera)

Tuvieron que pasar seis meses de plegarias por parte de la familia de Marcelina Ríos, para que un juez de inmigración ordenara su liberación.

Ríos fue arrestada por vender elotes en las calles. Según su abogada, la madre de familia salió con una fianza de 1,500 dólares.

Una moción para reabrir el caso de su deportación fue presentada el mes pasado por activistas proinmigrantes, luego de su arresto por agentes del Sheriff en el condado de San Bernardino “por venta ambulante no autorizada”, en la ciudad e Rancho Cucamonga.

Al salir de las instalaciones, el 13 de octubre, agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) le pidieron sus identificaciones y al no someterlas, se la llevaron al Centro de Detenciones de Adelanto.  

Anuncio

De acuerdo a su abogada, Emi MacLean, Ríos permaneció separada de sus cinco hijos, de entre dos y 19 años de edad.

Lo más doloroso para ella, fue dejar a su hijo más pequeño y una hija de 17 con necesidades especiales, quien requiere la ayuda de su madre, dijo MacLean, abogada de la Red Nacional de Jornaleros (Ndlon).

La liberación de la inmigrante mexicana es una pequeña victoria para la familia, aunque ahora tendrá que pelear su estadía ante un juez de inmigración.

La orden de deportación de Ríos fue emitida hace una década, dijo MacLean, luego de que la atraparan al cruzar la frontera cuando regresaba de una visita a su natal México.

Anuncio

“Le pedimos a la corte que considere la evidencia y le permita a Ríos permanecer en este país con sus hijos”, agregó su abogada.

Saturnino Rosas, esposo de Ríos, sostuvo que la liberación de su pareja de más de 21 años era un pilar de paz para su hogar.

El año pasado, la ciudad de Los Ángeles permitió descriminalizar la venta ambulante, al darle solamente multas a los vendedores en lugar de cargos por delitos menores.

El condado de San Bernardino aún sigue extendiendo cargos de delito menor por las ventas sin licencia en sus calles.  

Maclean afirmó que si la venta ambulante no fuera un delito, Ríos nunca hubiera sido detenida por ICE.  

De acuerdo al Sheriff de San Bernardino, las autoridades habían recibido quejas acerca de las ventas ambulantes de la inmigrante, por lo que recibió cargos de delito menor por conducir su negocio sin licencia.


Anuncio