Anuncio
Share

Jóvenes latinos de escasos recursos echan a volar la imaginación después de visitar Microsoft

Estudiantes de la escuela chárter Prepa Tec Los Angeles High School, ubicada en Huntington Park, recorrieron el centro tecnológico de Microsoft, en Irvine.

Estudiantes de la escuela chárter Prepa Tec Los Angeles High School, ubicada en Huntington Park, recorrieron el centro tecnológico de Microsoft, en Irvine.

(Soudi Jiménez)

Un grupo de 85 jóvenes echó a volar la imaginación al visitar el centro de tecnología de la compañía Microsoft, en donde interactuaron con expertos, utilizaron novedosos productos y recibieron una sesión de programación, como parte del recorrido realizado a esas instalaciones en la ciudad de Irvine.

Con una sonrisa de oreja a oreja, Lorenzo Antonio Murillo, de 16 años, admitió que la visita le sirvió para “saber como funcionan los sistemas y conocer las empresas que utilizan esta tecnología”, pues este joven inmigrante de El Salvador a su corta edad se considera un “hacker”.

Lorenzo Antonio Murillo, de 16 años y originario de El Salvador, afirma que quiere ser ingenerio en software para Microsoft.

Lorenzo Antonio Murillo, de 16 años y originario de El Salvador, afirma que quiere ser ingenerio en software para Microsoft.

(Soudi Jiménez)

“Estoy un poco avanzado en la tecnología, que si me ponen a aprender algo es rápido para mí”, aseguró el joven que lleva apenas un poco más de un año viviendo en Estados Unidos. “Me gustaría ser un ingeniero en software para Microsoft”, manifestó con naturalidad.

Esta delegación estudiantil pertenece a la escuela chárter Prepa Tec Los Angeles High School, que funciona desde hace dos años en Huntington Park. Los jóvenes cursaban entre noveno y décimo grado.

A juicio de José Salas, director del centro escolar, estas experiencias sirven de motivación a los alumnos, porque muchas veces este tipo de instalaciones y equipo, solo están a su alcance en la televisión.

Con estos proyectos, dijo Salas, pueden “conectar que hay un trabajo, una profesión, que hay personas de color, latinos, que pueden ser de sus comunidades y que como adultos, pueden trabajar aquí y contribuir a hacer productos nuevos”.

La visita coincidió con la implementación de cuatro clubes de tecnología, que hace cuatro semanas comenzaron a impartirse en este centro educativo. Los estudiantes pueden ser parte de los talleres de emprendedurismo, producción de cine, producción de audio y redes sociales.

En este recorrido, después de la sesión de programación, los jóvenes se desplazaron por toda la planta del centro. El instructor encargado de cada grupo, pues se había dividido en tres, paraba frente a una pantalla digital que funciona como un pizarrón que permite dibujar y tener acceso a internet.

Un grupo de 85 jóvenes interactuaron con expertos, utilizaron novedosos productos y recibieron una sesión de programación en las oficinas de Microsoft, en Irvine

Un grupo de 85 jóvenes interactuaron con expertos, utilizaron novedosos productos y recibieron una sesión de programación en las oficinas de Microsoft, en Irvine

(Soudi Jiménez)

“Para mí la parte más interesante de este tour es la pantalla, porque nunca la había visto personalmente, es fácil y rápida de usar”, confesó Marilyn Marroquín, quien antes de esta experiencia se inclinaba por estudiar una carrera relacionada al cumplimiento de la ley.

Entretanto, Corina Guzmán, de 15 años, reveló que le encanta la tecnología y trabajar con la gente; sin embargo, este encuentro la ayudará a definir sus aspiraciones.

“La primera vez que agarré mi teléfono, me enamoré de cosas así”, dijo Guzmán sobre la vivencia que tuvo a los 9 años al desarmar su aparato telefónico, por eso cuando recibió la sesión de programación en este recorrido se sintió como pez en el agua.

“Necesitamos estas experiencias para agarrar nuestro camino hacia nuestro futuro”, agregó la joven angelina.

La visita de esta escuela se logró gracias a la gestión de Feli Michaca, ingeniero certificado por Microsoft, que impartió una charla en ese centro educativo hace algunas semanas. Al ver el talento y conocer la vulnerabilidad en la que viven los jóvenes, intervino para que se cristalizara este recorrido.

“Al ver las necesidades de los niños, me vi reflejado en ellos”, dijo Michaca, experto en tecnología originario de México. “Esto les puede ayudar a cambiar su estilo de vida, se les abren sus horizontes”.

Una o dos veces al mes, Microsoft recibe a estudiantes de diferentes ciudades en este centro, explicó Charlotte Augenstein, enlace de desarrollo comunitario de la compañía en Irvine.

En América del Norte existen 22 centros de tecnología, cuatro de ellos están en California, localizados en Silicon Valley, San Francisco, Irvine y Los Ángeles.

“Los estamos preparando para el futuro, para la universidad, usando nuestras tecnologías”, manifestó Augenstein, afirmando que esta exposición los transporta por las diferentes herramientas creadas por la empresa de Bill Gates. “Es un viaje que les abre la mente”, concluyó.


Anuncio