Anuncio
Share

Jóvenes con deudas estudiantiles son víctimas de estafadores que ofrecen “perdón de préstamos”

En el 2014, según el Institute for College Acces & Success (TICAS), alrededor del 69% de los universitarios terminó sus estudios con una deuda promedio de 28,950 dólares.

En el 2014, según el Institute for College Acces & Success (TICAS), alrededor del 69% de los universitarios terminó sus estudios con una deuda promedio de 28,950 dólares.

(Archivo/Hoy)

La ansiedad puede ser avasalladora, y todavía es más incontrolable, cuando se tiene una deuda que no se puede pagar. Los estafadores, en ese sentido, han hecho de este un nicho para burlarse del público, llegando con ofertas extraordinarias a los jóvenes que tienen préstamos estudiantiles.

“Usted puede calificar para el perdón de préstamos…”, este es el encabezado en una página de Facebook, en la que se ofrece alivio para deudas estudiantiles. En las redes sociales, sitios de internet y anuncios en la radio, es frecuente que circulen este tipo de mensajes para captar a más víctimas.

En el 2014, según el Institute for College Acces & Success (TICAS), alrededor del 69% de los universitarios terminó sus estudios con una deuda promedio de 28,950 dólares. Eso significa que en la última década [2004-2014], la proporción de graduados con deuda aumentó del 65% a 69%.

La deuda de Brittany Combs, de 31 años de edad, era de 10 mil dólares. La joven, residente en Kentucky, vio que un excompañero de la preparatoria publicó en las redes sociales diciendo que una compañía le había ayudado a pagar su préstamos estudiantil completo. Ella siguió sus pasos.

“Gloria a Dios”, escribió Combs en su cuenta de Facebook, en marzo de 2014, luego de haber establecido un contrato de siete pagos de 110 dólares y una cuota similar de adelanto, de esa forma observaba un horizonte más alentador. “¡Mis préstamos estudiantiles son una cosa del pasado!”.

Para su sorpresa, después de pagar a la compañía, la joven comenzó a recibir cartas de su proveedor de préstamo advirtiéndole de sus pagos atrasados. Al darse cuenta del fraude, reportó su caso al Departamento de Educación y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), entre otras agencias.

A juicio de Rigoberto Reyes, jefe de investigaciones del Departamento de Asuntos del Consumidor del Condado de Los Ángeles, los servicios para consolidar deudas con el gobierno federal no requiere la intervención de terceros; además, es un trámite gratuito que el usuario puede solicitar.

“Al prometerte que van a eliminar ese préstamo y te van a cobrar para administrar ese servicio es una alerta roja de que te van a estafar”, advirtió Reyes, señalando que a veces pueden tomarse bastante tiempo para darse cuenta que el intermediario no está haciendo los pagos.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) en el 2015 recibió 8,142 reclamos relacionados a organizaciones fraudulentas que se suponía ayudaban a usuarios a pagar sus préstamos estudiantiles; en comparación con el 2014, cuando se reportaron 7,158 casos, el aumento fue de 13.7%.

Algunos operadores, según esta agencia federal, enganchan a los usuarios con avisos publicitarios rimbombantes, ofreciéndoles una reducción de la deuda del 50% o el 70%, para lo cual les establecen una cuota mensual que oscila en los 250 y 303 dólares, por un período de 36 meses.

“¡Líbrese hoy de su deuda!”; “¡Consiga que le condonen sus préstamos estudiantiles ya!” y “¿$17,500 por condonación adelantada?”, son algunas de las promesas que los estafadores utilizan.

En mayo, la FTC y el estado de la Florida tomaron acciones contra Consumer Assistance Project, Student Aid Center y Good EBusiness, por apropiarse de millones de dólares de usuarios a lo largo de Estados Unidos, infringiendo la ley de ventas de telemercadeo, entre otras violaciones.

Al detener las operaciones de esas entidades, Pam Bondi, fiscal general de la Florida, celebró que los cabecillas de estos fraudes podrán rendir cuentas de sus actos, al mismo tiempo la comunidad quedará libre “de las inescrupulosas operaciones de alivio de deudas de estas compañías”.

En toda la Unión Americana se estima que hay 40 millones de personas con préstamos estudiantiles. En el 2009 la deuda total ascendía a 250,000 millones de dólares. Hasta finales del 2015, ese monto aumentó a 1.2 billones de dólares, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

“He sido estafada y me sigue llegando correos para que les envíe plata”, publicó en internet Yamile Medina, señalando haber sido víctima del fraude a manos de una empresa que identificó como Credit Cash.

Student Debt Relief, por su parte, mantiene avisos publicitarios en Facebook asegurando que los usuarios pueden calificar a uno de los programas de condonación de préstamos estudiantiles.“Todos los anuncios de este tipo son estafas”, escribió Queen Janika Mitchem al pie del mensaje.

La consolidación de deudas o negociación de pagos se puede hacer directamente ante el Departamento de Educación, en caso de haber sido víctima de una estafa puede ponerse en contacto con la FTC al teléfono: 1-877-382-4357 para interponer el reclamo.


Anuncio