Jardineros de Boyle Heights piden no ser desplazados de sus huertos

Jardineros de Boyle Heights piden no ser desplazados de sus huertos

Cerca de 40 familias y jardineros que plantan sus propios vegetales en un jardín local de Boyle Heights, le piden apoyo a la comunidad para no ser desplazados de sus lotes.

Proyecto Jardín, la organización que vela por el espacio localizado en el 1718 de la calle Bridge, señala que el Centro Médico White Memorial, quienes son los dueños del lugar, les están pidiendo que desalojen porque su contrato de estadía ha terminado.

Sin embargo, el centro médico le dijo a HOY que existe una confusión y que los participantes aún pueden continuar sus actividades.

El temor de los residentes

El espacio verde “le ha servido a los residentes de la comunidad más de 15 años al proporcionarles productos sanos, clases de yoga, talleres de nutrición, arte e inclusive herbolaria”, dijo Irene Pena, directora ejecutiva de Proyecto Jardín.

El espacio, que la comunidad conoce por el nombre de Proyecto Jardín, también alberga más de 30 árboles frutales, una cocina al aire, un panel solar, un vivero, un jardín medicinal y varios huertos que le pertenecen a los residentes participantes.

Según Pena, hace seis meses el centro médico les dio la noticia de desalojo. Entonces Proyecto jardín pidió negociar su estadía y el centro estuvo de acuerdo, pero dio ciertas condiciones que al grupo le parecieron irracionales; tales como que “el proyecto tenía que aplicarse a la religión adventista, cuando los participantes vienen de diferentes religiones”.

Otra condición era “que solo podíamos usar un tercio del jardín, pero esto nos imposibilitaba a continuar sirviendo a la comunidad”.

“También teníamos que compartir el resto del jardín con otras organizaciones y eso nos pareció muy bueno. Cuando quisimos acercarnos a las organizaciones, el centro médico nos dijo que estas no estaban interesadas en trabajar en equipo”, sostuvo Pena. “Ahora ni siquiera el centro nos quiere dirigir la palabra”.

Miembros de Proyecto Jardín temen quedarse sin sus huertos. Nancy Aragón es una de ellos.

“En Boyle Heighs no hay tiendas que ofrezcan vegetales orgánicos. Yo cuando supe del jardín empecé a plantar mi propia comida. Como yo aquí hay jóvenes, madres solteras, ancianos y familias que buscan una opción saludable y no es justo que no las quiten”, dijo Aragón.

La respuesta de White Memorial

Cesar Armendáriz, vice presidente de White Memorial, declaró que el centro ha estado en comunicación con Community Partners, la organización que está a cargo del contrato legal del jardín.

Sin embargo, sostuvo Armendáriz, “ellos no quisieron firmar el contrato luego de saber que habrían otros participantes”.

Armendáriz aclaró que el jardín no cerrará sus puertas, ni desalojara a los participantes actuales: “Mejor aun, la idea es darle más acceso al público e involucrar más organizaciones”. “Invitamos a Community Partners a formar parte del equipo”, dijo.

Proyecto Jardín busca firmas de la comunidad para su poyo. Hasta ahora la organización ha acumulado 600 firmas, las cuales serán sometidas a White Memorial y la oficina del concejal José Huizar (D-14)

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°