Anuncio
Share

Inundaciones y deslaves dejan las fuertes lluvias asociadas a El Niño

La primera gran tormenta provocada por El Nino, golpeó el sur de California, trayendo fuertes aguaceros que provocaron el cierre de algunas carreteras y numerosos problemas a los residentes de la zona.

La precipitación ocurrida el martes, fue equivalente a la lluvia que cayó sobre Los Ángeles durante todo el 2015 (con excepción del 15 de septiembre, cuando los restos del huracán Linda llegaron hasta nuestra región), dijo Bill Patzert, climatólogo con el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en La Cañada Flintridge.

“Este no es un Niño tímido. Se trata de un Niño muy impetuoso”, dijo Patzert. “Definitivamente, es impresionante”.

La última lluvia ha sido significativa en lo que va de la tormenta, ha arrojado 1,3 pulgadas de agua en Laguna Hills, 1,39 pulgadas en el centro de LA, de 1,45 pulgadas en San Juan Capistrano, 1,64 pulgadas de Ventura, de 1,75 pulgadas en Beverly Hills, 1,79 pulgadas de South Gate, 1,97 pulgadas en San Onofre, de 2,2 pulgadas en Pasadena y 2,46 pulgadas de Alhambra.

La fuerte lluvia provocó inundaciones en varias carreteras, incluyendo la autopista 101 entre Ventura y Santa Bárbara. En Malibu Canyon en Pacific Coast Highway, numerosas rocas cayeron en la carretera dañando cuatro vehículos.

La lluvia más intensa de la tormenta de este día, será en la tarde, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

“La tormenta de hoy se movía muy rápido, mañana parece que será similar a la de hoy”, dijo el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, Emily Thornton.

Se espera que las fuertes lluvias se reanuden en las últimas horas de la mañana del miércoles, dijo Thornton.

Un descanso en la lluvia puede venir antes del viernes, pero se espera que otro sistema de tormentas golpee de nuevo a Los Ángeles de la noche del sábado al domingo. También es posible que la lluvia regrese el lunes.

El Servicio Meteorológico Nacional en Oxnard, dijo en un boletín que este miércoles, las zonas recientemente afectadas por incendios, podrían sufrir inundaciones repentinas.

Funcionarios de la ciudad han distribuido bolsas de arena y han ofrecido refugios. En Los Ángeles, donde las autoridades se han estado preparando durante meses, el alcalde Eric Garcetti dijo que la ciudad estaba saliendo bien librada en medio de las lluvias.

No hay carreteras principales cerradas, dijo, y menos de 1.000 clientes habían sufrido la interrupción de la energía eléctrica.

“Hemos estado trabajando durante meses en esto”, dijo Garcetti. “Hoy es el día para el que nos preparamos tanto”.

Garcetti dijo que decenas de promotores habían estado ocupados visitando campamentos de personas sin hogar en los últimos días y habían convencido a algunas personas a buscar refugio, pero que algunos de ellos se habían negado a recibir ayuda.

“Nos sentimos confiados en cuanto a la capacidad de los refugios con los que contamos”, dijo Garcetti. “El problema no es de capacidad, sino de convencer a la gente que acuda a los refugios”.

En medio de la tormenta del martes, funcionarios del condado de Los Ángeles dijeron que estaban luchando para conseguir fondos federales para el control de inundaciones y la eliminación de los desechos del río Los Ángeles.

Funcionarios del Departamento de Obras Públicas del condado dijeron que el lunes recibieron la noticia de que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército no había recibido los $ 4.5 millones necesarios para llevar a cabo el mantenimiento de la cuenca del río en el período previo a El Niño.

Los supervisores del condado votaron en favor de enviar una carta al Congreso y al Secretario Auxiliar del Ejército pidiendo que de inmediato se asignen los fondos necesarios para el área del río entre su canal occidental Burbank y la autopista Glendale.

“Sin este mantenimiento, esta parte del río de Los Ángeles sólo proporcionará un bajo nivel de protección contra las inundaciones, lo que es especialmente importante en las actuales condiciones de El Niño,” dijeron las supervisoras Hilda Solís y Sheila Kuehl.

A lo largo del sur de California, los conductores y residentes encontraron numerosos problemas por las fuertes lluvias.

El tráfico a lo largo de Los Feliz Boulevard, fluía de manera constante a pesar de la lluvia.

El viaje habitual de 30 minutos de Roberto Carrera a su trabajo, tomó más de una hora debido al tráfico pesado en las autopistas. Carrera dijo que parecía que había algún accidente en cada una de las tres autopistas que toma para ir a trabajar.

La Policía de Caminos de California registró un aumento en las llamadas de auxilio, debido a las inundaciones, el lodo y las piedras en las autopistas, dijo Juan Galván, un oficial de información pública CHP.

“Queremos que todos manejen más lento, especialmente durante esta lluvia”, dijo Galván.

Galván advirtió a los automovilistas a evitar los carriles lentos, en los que frecuentemente se estanca el agua de lluvia.

Lluvia golpeó la zona Solimar Beach, donde el fin de semana de Navidad un incendio forestal se esparció a través de las montañas, desde la autopista 101 hasta la costa del Pacífico.

En el camellón de la autopista 101, en el puente sobre Dulah Road, hasta 6 pulgadas de barro corrieron hacia el sur.

El Departamento de Bomberos de Los Ángeles informó de inundaciones en la Cuenca Sepúlveda. Los puntos de referencia para el cierre incluyen Burbank Boulevard y la autopista 405, Burbank y Hayvenhurst Street, y Woodley Avenue y Victory Boulevard.

LAFD también recibió una llamada de rescate en Encino a las 12:51 pm Cuando LAFD llegó oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles ya habían ayudado a dos personas.

También hubo cierres en Colorado Boulevard entre Santa Anita Avenue y San Antonio Road. También se cerró un tramo de la carretera 405 dirección a San Diego y partes de la carretera interestatal 5, en el área de Sylmar, debido a un accidente de varios vehículos.

A partir del martes por la mañana, una evacuación voluntaria estaba en efecto para algunos residentes de la zona de Camarillo Springs, debido a la posibilidad de flujos de lodo y escombros, según informo la Oficina de Servicios de Emergencia del Sheriff del Condado de Ventura. Una evacuación voluntaria también estaba en vigor en Silverado Canyon.


Anuncio