Anuncio
Share

Instan a la higiene: Encuentran en Los Ángeles la ‘super bacteria E-coli’ resistente a los antibióticos

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la bacteria puede propagarse en la carne que no ha sido cocida lo suficiente y puede también vivir en las ubres de las vacas e inclusive llegar a la leche que no está pasteurizada.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la bacteria puede propagarse en la carne que no ha sido cocida lo suficiente y puede también vivir en las ubres de las vacas e inclusive llegar a la leche que no está pasteurizada.

(Los Angeles Times)

Los funcionarios de salud pública del condado de Ángeles encontraron en la región la primera “superbacteria E-coli” resistente a los antibióticos, por lo que recomiendan a la comunidad lavar sus manos y sus alimentos antes de comer.

Aunque la mayoría de las E-Coli, que viven el intestino de los animales y las personas son inofensivas, algunos tipos pueden producir enfermedades y causar diarrea si se encuentran en el alimento. Inclusive estas pueden provocar insuficiencia renal y la muerte en niños y en adultos con sistemas inmunológicos debilitados.

La superbacteria contiene un gen específico conocido como mcr-1, el cual es resistente al antibiótico colistina, uno de los pocos antibióticos que se consideran un último recurso en el tratamiento de bacterias altamente resistentes.

Según el Departamento de Salud del condado de Los Ángeles (LACDPH), la superbacteria fue encontrada recientemente en un paciente de edad mayor que viajó fuera del país, donde es probable que contrajo la infección.

La primera bacteria de este tipo en Estados Unidos fue identificada en una mujer de Pennsylvania en el 2016. Desde entonces, el gen ha sido encontrado en otras ocho personas de diferentes estados.

Hasta el momento, no existe evidencia de que el organismo se haya propagado a otros hospitales o clínicas. Sin embargo, los expertos le piden a la comunidad tomar precauciones.

Dawn Terashita, subdirectora interina para el control agudo de enfermedades transmisibles en LACDPH dice estar preocupada por la continua propagación de bacterias que contienen el gen.

“Una vez que obtenemos estos organismos que ya no tienen ningún antibiótico que puedan tratarlos, no hay forma de tratar la infección”, dice Terashita al mismo tiempo que recalca que las personas que viajan fuera del país tienen más riesgos de contraer la infección.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la bacteria puede propagarse en la carne que no ha sido cocida lo suficiente y puede también vivir en las ubres de las vacas e inclusive llegar a la leche que no está pasteurizada. Los vegetales crudos, los germinados y las frutas que se cultivaron o se lavaron con agua sucia pueden ser portadores de E-coli.

Esta bacteria puede encontrarse en el agua potable, los lagos o las piscinas con aguas residuales. También puede propagarse a través de las personas que no se lavan las manos después de ir el baño.

La E-coli también puede transmitirse entre niños pequeños que usan pañales, cuando los adultos que los cambian no se lavan bien las manos.

La diarrea con sangre y el dolor estomacal son los síntomas más comunes de la enfermedad.

Cómo puedo protegerme de la E-coli

  • Cocine la carne de res molida a 160° F. Mida la temperatura con un termómetro para alimentos colocándolo en la parte más gruesa de la carne. No coma carne de res molida que tiene todavía color rosado en el interior.
  • Evite la propagación en su cocina. Mantenga la carne cruda separada de otros alimentos. Lávese las manos, también lave con agua caliente y jabón las superficies que usa para cocinar, la tabla de cortar, los platos y los utensilios, después de haber estado en contacto con carne cruda, espinacas, hojas verdes o germinadas.
  • Nunca sirva hamburguesas o carnes cocidas en el plato donde estaban antes de cocinarlas. Lave el termómetro para carnes después de usarlo.
  • Beba solo leche, jugo y extracto de manzana que estén pasteurizados. Los jugos congelados o los que se venden en cajas y envases de vidrio a temperatura ambiente son pasteurizados, aunque no lo indique su etiqueta.
  • Beba agua de fuentes seguras como la que suministra el sistema municipal que es tratada con cloro, agua de pozos que han sido inspeccionados o agua embotellada.
  • Evite tragar el agua de lagos o piscinas cuando nada.

Anuncio