Anuncio
Share

Inmigrantes venezolanos se unen a marchas y piden un referendo contra el gobierno de Maduro

Una mujer pide que se revoque el hambre, un paralelismo al proceso de destitución que promueve la oposición y la lucha contra el hambre de los venezolanos debido a la crisis económica, durante una manifestación realizada en julio de 2016 en Caracas.

Una mujer pide que se revoque el hambre, un paralelismo al proceso de destitución que promueve la oposición y la lucha contra el hambre de los venezolanos debido a la crisis económica, durante una manifestación realizada en julio de 2016 en Caracas.

(JUAN BARRETO / AFP/Getty Images)

La comunidad inmigrante representará en el exterior las movilizaciones que se realizarán en Venezuela este 1 de septiembre; en Caracas, la capital, se esperan amplias concentraciones de la oposición y el oficialismo, en el extranjero las acciones son orquestadas por los detractores del gobierno.

Los simpatizantes de la oposición, con la idea de trasladar a Los Ángeles lo que se ha denominado ‘La Gran Toma de Caracas’, organizan una protesta en las inmediaciones del vecindario Hollywood, manifestación que también se realizará en otras ciudades alrededor del país.

“La marcha es para presionar al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que llame al revocatorio; creo que hay cierta urgencia porque la gente quiere una salida del presidente Nicolás Maduro”, aseguró Guillermo Ríos, venezolano que se sumará a la concentración local.

Ríos, identificado con los disidentes, cree que el gobierno está retardando el proceso porque si el referendo se realiza en el 2016 y el presidente fuera derrocado, se tendría que convocar a elecciones un mes después; pero si eso ocurre en el 2017, sería el vicepresidente el que completaría el mandato.

El actual gobierno, a la cabeza de Maduro, concluye en enero de 2019. Este mandatario enfrenta una crisis debido a la escasez de alimentos, violencia y falta de gobernabilidad. La oposición, por lo tanto, busca su destitución; sin embargo, los seguidores del chavismo defienden su gestión.

“La oposición está trabajando por un estallido social y una intervención extranjera”, indicó Edilberto Pacheco, residente en el Sur de California, advirtiendo que por esa razón “el chavismo hizo un llamado para tomar la avenida Bolívar, porque esta vez no van a hacer lo que les de la gana”.

La protesta fue convocada por los detractores de Maduro, pero el oficialismo se movilizará para apoyar al sucesor de Hugo Chávez, al tener en frente una crisis que se agudizó luego de las elecciones desarrolladas en diciembre pasado cuando perdió la mayoría en el Parlamento.

De acuerdo al mandatario, desde este 1 de septiembre hasta el 31 de diciembre, se implementará un plan de contraofensiva. “Solo el pueblo en la calle podrá derrotar los intentos de golpes de Estado que impulsa la derecha”, aseguró Maduro en declaraciones que recogió Telesur.

La toma de las calles, sin embargo, es un escenario que puede concluir en una confrontación. En el 2014, las movilizaciones dejaron tres muertos y decenas de heridos. En septiembre pasado, Leopoldo López, organizador de esas marchas, fue sentenciado a casi 14 años de prisión.

“Mi delito fue protestar en forma pacífica contra el gobierno corrupto, ineficiente, represivo y antidemocrático de Nicolás Maduro”, manifestó López en una columna en el diario español El País, advirtiendo que con la presión popular y la solidaridad mundial “lograremos el cambio político”.

Libia Berbesi, residente en Los Ángeles, no participará en la protesta local. En su opinión, las causas de la movilización son justificadas. Si bien no se identifica con ninguno de los dos sectores enfrentados, la referencia que tiene es el sufrimiento de su familia en Caracas.

“No se puede ser neutral”, admitió al detallar que su madre trabaja como repostera, pero que en los últimos tres meses no ha podido hornear porque no hay azúcar en los establecimientos, además de lidiar con un aumento de precios desproporcionado. “Me duele la situación que se vive en el país”.

Lo que pasa en Venezuela, indicó Berbesi, “ya no es un tema político, tiene que ver con la forma de vida”. Ante las limitaciones, muchos de sus compatriotas están emigrando, por eso cree que las protestas son una forma de expresarse. “La única arma que tienen es la voz”, concluyó.

Protesta de Venezolanos en el Sur de California

Día: Jueves 1 de septiembre

Lugar: 939 N. Western Ave., Los Ángeles

Hora: De 5 a 7 pm


Anuncio