Anuncio

Inmigrantes mexicanos en EEUU condenan el ‘gasolinazo’ y reprueban a EPN

Los precios más altos en el combustible podrían llegar en junio, para después irse reduciendo hasta diciembre, cerrando el año en precios 7.5% mayores a los de hoy.

Los precios más altos en el combustible podrían llegar en junio, para después irse reduciendo hasta diciembre, cerrando el año en precios 7.5% mayores a los de hoy.

(Archivo/Hoy)

El alza al precio del combustible cayó como balde de agua fría a la comunidad mexicana; los inmigrantes radicados en Estados Unidos ven con frustración esa medida, porque significa un golpe al bolsillo que afecta a los sectores populares y a corto plazo creen que generará más pobreza.

“Me preocupa porque allá tengo a mi gente, todo está más caro”, manifestó Mireya, quien omitió su apellido.

Otoniel Juárez, oriundo de Michoacán, llegó a Los Ángeles en el 2015. En la ciudad de Morelia dejó a su esposa e hija, ahora de dos años de edad. A su juicio, el denominado ‘gasolinazo’ viene a empeorar la maltrecha economía mexicana, atribulada por la depreciación del peso.

“Le mando dinero a mi familia, pero todo sube, no tiene mucha diferencia y no saca de apuro”, dijo en referencia a la cotización del dólar que en los últimos meses no ha bajado de los 20 pesos.

En territorio mexicano, el incremento al precio de la gasolina ha generado descontento y protestas, algo que comparte Pedro Villalobos, originario de Oaxaca, al plantear que las medidas han sido adoptadas sin pensar en el bienestar de regiones como su estado natal donde hay poco desarrollo.

“Es justo”, dijo sobre las movilizaciones.

“Los presidentes son puros transas”, manifestó Villalobos en referencia a Enrique Peña Nieto, mandatario que ha justificado la medida. “Son los que joden en vez de ayudar al pueblo, por eso pelean por ese puesto, por el dinero, no pensando en el bienestar de la gente”, agregó.

En esta semana, al menos 79 tiendas comerciales fueron saqueadas por supuestos manifestantes y 170 más han cerrado de forma preventiva, indicó la Asociación de Tiendas de Autoservicio (Antad). Asimismo, debido al vandalismo G500 cerró 100 gasolineras de la Ciudad de México y el Estado de Hidalgo.

En enero y hasta el 3 de febrero, los precios máximos de la gasolina Magna, Premium y Diésel en la región 5 Barranca del Muerto, en la Ciudad de México, serán de 16.33, 18.20 y de 17.07 pesos por litro; es decir que 16.8, 22.9 y 16.7 por ciento más altos, en ese orden, que los del cierre de 2016.

“Es sin duda esta medida (el gasolinazo) una acción que nadie hubiera querido que se tomara, no es una decisión fácil”, indicó Peña Nieto en un mensaje al país. “Sin duda dolorosa, sin duda difícil, pero inevitable y no hacerla el costo sería más grave y delicado”, agregó.

Los precios más altos en el combustible podrían llegar en junio, para después irse reduciendo hasta diciembre, cerrando el año en precios 7.5% mayores a los de hoy.

Efraín Jiménez, director general de la Federación Zacatecana Asociación Civil, consideró que lo peor será cuando aumente la inflación, entonces cree que se afectará en mayor parte a sus connacinales que no reciben remesas, porque no van a poder comprar productos de la canasta básica.

“Los funcionarios han perdido la vergüenza, están electos por intereses corporativos a quienes obedecen, por eso han vendido al país”, cuestionó el líder comunitario.

“La verdadera crisis social está a la vuelta de la esquina”, vaticinó Jiménez con preocupación, porque para sobrevivir la población no tiene muchas opciones. “La gente va a tener que emigrar al país de Donald Trump y el muro, o bien afiliarse a los negocios ilícitos”, concluyó.


Anuncio