Anuncio
Share

Inmigrantes exigen cambio a políticas de separación con protestas en California

(Selene Rivera)

A raíz de los reportes de la llegada a Los Ángeles de cerca de 100 niños separados de padres migrantes en la frontera sur, en las últimas semanas bajo la política de “cero tolerancia”, la comunidad sale a las calles del Sur de California para demostrar el repudio contra la política de separaciones.

Los manifestantes se desplegaron este mañana en Los Ángeles, así como frente a la oficina de la representante Mimi Walters, en Irvine, y fuera de la oficina del representante republicano Steve Knight, en Palmdale.

No está claro qué pasará con los niños y padres detenidos, ahora que el presidente Donald Trump ha retirado de su práctica separar a las familias, que llevaba 6 semanas, y en la cual más de 2,300 menores han sido separados de sus padres.

Brandon Zavala, organizador de la protesta afuera de la oficina de Knight, dijo que el congresista “podría presentar una legislación para detener esta política innecesaria”.

Tanto Knight como Walters emitieron declaraciones condenando la política.

“Entiendo que el sistema de inmigración de nuestro país tiene una gran necesidad de la reforma, y me opongo absolutamente a la práctica de separar a los niños de sus padres en la frontera’’, dijo Knight.

(Cortesia)

“En este momento, estoy trabajando activamente con mis colegas sobre una legislación que pondría fin a esta práctica. Además, estoy buscando soluciones que fortalecerán la seguridad a lo largo de la frontera sur, así como proporcionar una solución permanente para los destinatarios de Daca’’, añadió.

Walters, mientras tanto, dijo quie las separaciones familiares “no reflejan los valores del país”.

Por su parte, el presidente Trump sigue culpando a los demócratas por la situación a lo largo de la frontera, diciendo que el partido que representa a los liberales es la respuesta para “las brechas’’ en las leyes federales que “causan separación familiar”.

Temprano en el día, el mandatario escribió en su cuenta de Twitter: “Los demócratas son el problema. No les importa el crimen y quieren inmigrantes ilegales, sin importar qué tan malos pueden ser, derramar e infestar a nuestro país, como la MS”.

Esa publicación provocó una respuesta de furor en al menos un congresista local.

El representante Ted Lieu (D-Los Ángeles) replicó en Twitter: “Querido (Trump), como tú abuelo, mis padres infestaron América”.

La mayoría de los niños afectados por la política de “cero tolerancia” tienen 9 años o menos, y se encuentran detenidos en refugios y hogares de acogida supervisados por albergues contratados por el gobierno y otras organizaciones.

(Selene Rivera)

“Los Ángeles es el epicentro de la inmigración’’, dijo Jorge-Mario Cabrera, vocero de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla). `

“Objetamos la política de ‘cero tolerancia’ del presidente, no solo porque es lo correcto a hacer, pero porque lo sufrimos en la carne”, dijo Cabrera.

Desde 2014, cuando miles de niños comenzaron a cruzar la frontera solos debido a la violencia en los países de origen, el Condado de Los Ángeles ha seguido siendo una de las principales regiones que han recibido menores no acompañados.

En el año fiscal 2017, los patrocinadores en todo el condado recibieron casi 3,000 niños, más que otro condado en el país.

“Muchos de estos niños son en última instancia hijos de Los Ángeles”, dijo Lindsay Toczylowski, directora ejecutiva de Immigrant Defenders Law Center.


Anuncio