Anuncio

Inmigrantes esperan que junto a Tony Saca caigan más ‘peces gordos’ en El Salvador

Elías Antonio Saca gobernó El Salvador (2004-2009) bajó la bandera del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

Elías Antonio Saca gobernó El Salvador (2004-2009) bajó la bandera del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena).

(Archivo/Hoy)

La captura del expresidente Tony Saca se regó como pólvora y la comunidad inmigrante salvadoreña ve con buenos ojos la acción de la Fiscalía; sin embargo, algunos no dudan en que se trata de un circo, que si en verdad se desea hacer justicia creen que debe llegarse más a fondo.

El empresario radial gobernó El Salvador entre el 2004 y 2009; durante su gestión, según el Ministerio Público, se incrementó su patrimonio en 3.9 millones de dólares, de igual manera a su esposa, Ana Ligia Mixco se le señala que no ha justificado 589 mil dólares.

“Esto de Saca es una distracción, me tiene sorprendida porque hizo un pacto con Mauricio Funes”, valoró Sandra Matamoros, activista cultural de izquierda, agregando que el partido en el poder “no es una perita en dulce, porque ellos también están haciendo sus transas”.

Saca gobernó bajó la bandera del derechista partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), entregando el poder al primer gobierno de izquierda en el 2009, encabezado por Funes bajo el respaldo del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln).

En ese sentido, el exentrevistador de televisión y mandatario entre el 2009 y 2014 se encuentra en Nicaragua después de solicitar asilo. Tanto él como su exesposa enfrentan un juicio por enriquecimiento ilícito, por lo que debe justificar el origen de 728 mil dólares.

El empresario Tito Rivera, residente en Los Ángeles, considera que es hora de que “comiencen a agarrar a los peces gordos”, planteando que “si Funes las debe que las pague, porque así como tuvieron los pantalones para capturar a Saca que caigan todos de forma pareja”.

La justicia, sostiene Óscar Gil, presidente de la organización Defisal, se cumplirá cuando condenen a alguien, por el momento cree que tiene un tinte político.

“Hay una corrupción y se tiene que hacer una limpieza completa, pero que no estén como un circo, porque están tratando de engañar a medio mundo; ahora están con Saca y la mayoría son exarena, ¿cuándo veremos al clan del presidente Salvador Sánchez Cerén? Todos tienen la cola pateada”, indicó Gil.

En efecto, el expresidente Francisco Flores (1999-2004) murió al sufrir un derrame cerebral mientras enfrentaba un arresto domiciliar, hasta antes de su fallecimiento se le seguía un juicio por 15 millones de dólares que envió Taiwan y que no se entregaron a los beneficiarios de los terremotos del 2001.

De acuerdo a Francisco Rivera, presidente de la Mesa Redonda Centroamericana, esa nación se encuentra en “un momento de justicia, pero de tragedia nacional”, porque los votantes esperan que los gobernantes los representen con dignidad y administren los recursos en beneficio del pueblo.

“Lo positivo de esto es que el sistema de justicia está funcionando y se terminó la era de los privilegios y la corrupción, antes era como la fábula del tiburón y la sardina, donde los peces grandes se comían a los pequeños, ellos eran los sacrificados”, advirtió.

“Ahora estamos hablando de los expresidentes Flores, Saca y Funes, es un buen síntoma porque miles de millones de dólares se han perdido a raíz de la corrupción”, concluyó Rivera.


Anuncio