Anuncio
Share

Inmigrante indocumentado participó en primarias con varios ‘votos simbólicos’

Francisco Medina (izquierda) junto a Luis González después de depositar la boleta electoral.

Francisco Medina (izquierda) junto a Luis González después de depositar la boleta electoral.

(Cortesía)

La falta de un estatus migratorio regular no fue excusa para Francisco Medina, mejor conocido como ‘Panchito’, para salir a votar. Si bien las boletas no llevaban su nombre, pero sus valoraciones fueron depositadas en las urnas en las elecciones primarias.

Desde temprano, a eso de las 7:30 de la mañana, ‘Panchito’ estaba en Montebello y luego se desplazó a Santa Mónica, Bell Gardens y concluyó su participación cívica en el Sur de Los Ángeles. Es decir que en vez de un voto, su influencia quedó plasmada en cuatro centros de votación.

“Votar es un privilegio que mucha gente quisiera tener, esta es un manera de decir lo que está bien y está mal en la comunidad”, valoró el inmigrante mexicano que a pesar de ser indocumentado se graduó de una licenciatura en Sociología de la Universidad Domínguez Hills (2009).

La idea inicial, de acuerdo a Brett Shears, un joven anglosajón de 32 años, era movilizar votantes. Ambos, de hecho, a través de diferentes eventos conectaron con cerca de 100 jóvenes registrados en el padrón electoral, al final, surgió la iniciativa de votar juntos en las primarias de este 7 de junio.

El oriundo de Whittier explica que, tanto Medina como él, coinciden en que el sistema de inmigración está roto; en parte, afirma el graduado con una maestría en Políticas Públicas de la Universidad del Sur de California, esto se debe a la falta de una apropiada representación.

“Nuestros representantes no han sido capaces de repararlo”, dijo Shears en referencia a la falta de una reforma migratoria. “Al compartir un voto con estas personas que no son capaces de hacerlo, estamos enviando un mensaje de que son importantes y que sus voces cuentan”.

A la edad de 16 años, Medina llegó a California. Cuando se aprobó el programa Acción Diferida para los ‘dreamers’ él no calificó; sin embargo, continuó abogando por los inmigrantes como activista. En agosto de 2015 fue nombrado comisionado de educación en la alcaldía de Huntington Park.

El esfuerzo comunitario realizado con Sheare, agrega el también consultor político, sirvió para despertar a muchas personas que no han participado en votaciones; asimismo, aseguró que es importante que la comunidad se involucre en política y educación para salir adelante.

“Cuando conoces cómo funciona el sistema, los padres pueden proveerle mejor futuro a sus hijos”, aseveró Medina, de 30 años de edad. En ese sentido, plantea que los inmigrantes aunque no tengan el privilegio de votar sí pueden influir en sus familiares y amigos, así como lo vivió él en esta oportunidad.

Esta mañana, después de ‘votar’ en Montebello y publicarlo en Facebook, le mandaron mensajes de texto más personas para hacer lo mismo en otras localidades. Fue así como luego de acompañar a Sheare en Santa Mónica, hizo lo mismo en otros dos centros de votación.

“Ellos me preguntaban mi punto de vista por algunos candidatos, era parte del proceso de crear una conversación”, explicó Medina, detallando que muchas personas le decían que no estaban acostumbrados a votar, pero que esta vez lo harían por aquellos que no pueden ejercer este derecho.

El impacto de una elección, añade el joven mexicano, es grande. Si se compara en el nivel local, advierte que hay candidatos que a veces salen ganadores por cuatro votos de diferencia, por eso considera que salir a las urnas es una manera de levantar la voz.

“Fue un voto simbólico, pero muy significativo”, subrayó sobre su participación cívica, destacando que mientras no tenga ese derecho seguirá motivando a los demás para que voten. “Fue una experiencia muy bonita, pero me gustaría votar y ser yo el verdadero votante”, concluyó.


Anuncio