Anuncio
Share

Hondureños contra el tiempo; la reinscripción al TPS concluye hoy en todo EEUU

Hernán Castellanos (derecha) es atendido por David Murphy Pineda en las oficinas del consulado de Honduras en Los Ángeles.

Hernán Castellanos (derecha) es atendido por David Murphy Pineda en las oficinas del consulado de Honduras en Los Ángeles.

(Soudi Jiménez)

Cuando quedan pocas horas para concluir el período de reinscripción al Estatus de Proteccción Temporal (TPS), la comunidad hondureña que dejó para último momento el trámite buscaba hoy un centro de atención para completar la solicitud al programa que beneficia a 57,000 catrachos.

Hernán Castellanos, oriundo de Atlántida, acudió al consulado de Honduras en Los Ángeles, oficina que lucía abarrotada. Este inmigrante, radicado en Estados Unidos desde 1993, sin inmutarse justificó su tardanza en llenar los formularios en el margen que le otorga el gobierno.

“Casi siempre lo dejo para el último día, porque sé que tengo hasta las 12 de la noche; pero siempre he mandado las formas”, musitó el negociante, propietario de un servicio de instalación de vidrios, mientras se dirigía a comprar el giro postal que se adjunta al Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El DHS abrió el proceso de renovación del TPS el 16 de mayo anterior; sin embargo, como sostiene el activista Leoncio Velásquez sus compatriotas tienen que asegurarse que este viernes 15 de julio ese formulario sea enviado al gobierno federal para no quedarse fuera del programa creado en 1999.

Las personas amparadas a este alivio migratorio, agregó el presidente de Hondureños Unidos de Los Ángeles (Hula), se exponen a una deportación si no se inscriben a tiempo; además, califica como un acto irresponsable enviar la documentación en la fecha final que permiten las autoridades.

“La gente de Honduras tiene ese mal proceder de dejarlo para último”, cuestionó Velásquez, “[el problema] es que entre menos personas aplican va bajando el número de beneficiarios y al final van a quitar el programa si no se tiene a unos 50 mil amparados al TPS”.

Desde que arrancó la reinscripción, los 11 consulados hondureños en la Unión Americana han brindado asistencia gratuita en el llenado de formularios. Pablo Ordóñez, cónsul en L.A., indicó que en esta oportunidad su oficina contó con una demanda constante por este servicio.

No obstante, en la última semana se elevó la afluencia. Al sumar los usuarios de la jornada final, el funcionario aseguró que superarán los 700 casos atendidos, una disminución sustancial en comparación a los más de 800 que se completaron en la campaña de renovación anterior.

“Es algo incómodo tener que estar renovando [el TPS] cada año y medio”, analizó el cónsul Ordóñez, porque en cada reinscripción el usuario paga alrededor de 465 dólares, al tiempo que señaló que “es un gran alivio; no es una residencia, pero les permite tener todos los beneficios”.

Las personas amparadas a este programa, que un principio fueron alrededor de 107 mil catrachos, están protegidos de una deportación; asimismo, reciben un permiso de trabajo, un número de seguro social y licencia de conducir, entre otros privilegios que no tiene la comunidad indocumentada.

Con el proceso de reinscripción a punto de cerrarse, los beneficiarios que realicen el trámite en el último momento, deberán buscar una oficina de correo y enviar la solicitud en un sobre certificado, en el que se consigne que la documentación se envió antes de la medianoche.

En la área de Los Ángeles, la oficina postal abierta hasta las 10 de la noche se encuentra en los alrededores del aeropuerto local, cuya dirección es: 9029 Airport Blvd, el teléfono es: 310-649-7400.


Anuncio