Anuncio

¿Hasta cuándo seguirá lloviendo en el sur de California?

Las lluvias siguen hasta el fin de semana y los accidentes viales no paran.

Las lluvias siguen hasta el fin de semana y los accidentes viales no paran.

(AP)

A partir de diciembre más lluvias torrenciales han dejado sentirse a través del sur de California, lo que significa más accidentes en las carreteras.

Esta tendencia se extenderá por lo menos hasta hoy sábado y domingo, predicen meteorólogos mientras las autoridades le piden a la comunidad conducir con precaución.

Por el momento, se espera que los aguaceros terminen este miércoles casi por la noche en la región de Los Ángeles con por lo menos una pulgada de agua. Asimismo, las zonas del Valle, el condado de Ventura y San Luis Obispo esperan registros de hasta ocho pulgadas de agua, según Curt Kapla, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional.

De acuerdo al experto, “las lluvias no son impresionantes, pero cuando los chubascos ocurren durante seis u ocho horas, esto se acumula” con prospectos de deslaves, que aunque parecen ser improbables, “nunca se sabe si pueden ocurrir”.

Por su parte la Patrulla de Carreteras de California (CHP), le advierten a la comunidad estar alertas sobre el clima para no contribuir a los accidentes viales que se dan más a menudo en las tormentas.

De acuerdo con CHP, los accidentes automovilísticos aumentan en más del 203% en épocas de lluvia. Esto se debe a que muchas personas no cambian sus hábitos de conducir en carreteras mojadas, cuando la potencia de frenado se reduce.

De diciembre 24 hasta cuando ocurrieron por lo menos 130 accidentes viales, según CHP, hasta el momento hay más 300 accidentes registrados.

Juan Galván, agente de información pública de CHP, sostiene que las lluvias y la niebla no son las causantes de los accidentes sino el mismo conductor.

“En su mayoría los choques están relacionados con la velocidad”, dice Galván. “La gente necesita manejar más lento”.

Por ejemplo, señala el agente, los conductores manejan de 65 millas a 55 en la lluvia sin darse cuenta que esa velocidad todavía es rápida en una carretera mojada.

“En ocasiones, la velocidad apropiada es eso de las 35 o 40 millas por hora”, agrega Galván.

Un pequeño charco puede parecer inofensivo, pero a 50 millas por hora podría hacer girar un auto, poniéndolo y el tráfico próximo a riesgo de una colisión. Además, la visibilidad del camino es peor, sostiene la agencia.

El detective William Bustos, de la División de Tráfico del Valle para el Departamento de Policía de Los Ángeles dijo que la lluvia hace que las condiciones del camino sean peligrosas, por lo que los automovilistas deben tener sus neumáticos correctamente inflados y sus vehículos en buenas condiciones mecánicas

“Queremos que llegues a tu destino con seguridad”, les dice Bustos a los conductores.


Anuncio